Portal calle San Miguel
El presunto autor se ha presentado a una patrulla de Policía Nacional en el Paseo de la Independencia

Un hombre de 83 años ha asesinado a su mujer en su domicilio en el número 42 de la calle San Miguel de Zaragoza. El presunto autor, A. Griger Kaufmann, con nacionalidad suiza, se ha presentado este martes sobre las 11.00 horas ante una patrulla de Policía Nacional en el Paseo de la Independencia y ha confesado el crimen, que ocurrió este lunes por la tarde. El detenido se encuentra en el calabozo de la Comisaría del Actur y todavía no ha prestado declaración. Se espera que pase a disposición judicial este jueves.

Fuentes de la Policía han confirmado el fallecimiento de la mujer, María del Carmen Rincón, de 80 años y hacia las 13.30 horas se ha retirado el cadáver de la vivienda. Así, se convierte en la segunda víctima mortal por violencia machista en Aragón este año, tras la muerte el pasado 13 de septiembre de la mujer de 71 años agredida brutalmente por su exmarido en Escatrón.

El suceso ocurrió este lunes en el número 42 de la calle San Miguel

Una de las vecinas escuchaba este lunes por la tarde “unos lamentos” en la vivienda del presunto crimen. Eran una pareja corriente, “se querían mucho, siempre estaban juntos”, ha relatado la joven que alegaba conocerlos “desde pequeña”. Tras los gritos, llamó al timbre y no contestó nadie. “Me preocupé”, pero pensó que “si era algo grave, ellos saldrán a llamar a alguien”. Otro de los vecinos, del primer piso, ha contado que vivían allí “de siempre”. “Se les veía delicados por la edad”, pero no tenían ninguna otra patología que los hiciese dependientes.

La delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, ha indicado que el presunto asesino se encuentra detenido «a esperas de que se planifique todo» y que «no había denuncias previas». La delegada ha condenado el caso de violencia de género a esperas de confirmación aunque «los indicios son claros».

Cabe recordar que el 016 es el teléfono de ayuda para las víctimas de la violencia de género. Es gratuito y no deja huella en la factura, pero sí en el registro de llamadas de cada dispositivo móvil por lo que hay que borrarlo.

LO MÁS VISTO