El detenido había estado realizando estafas de este tipo en Tarragona durante dos años

El juez ha decretado el ingreso en prisión de un hombre como presunto autor de un delito continuado de estafa al hacerse pasar por un carpintero en redes sociales, ofreciendo servicios a precios muy inferiores a los del mercado. Hasta el momento, se han esclarecido nueve denuncias con 20 afectados y un importe de 40.000 euros.

La investigación se inició tras recibir diversas denuncias en las que las víctimas decían haber sido estafadas por una persona que se hacía pasar por carpintero. Numerosas personas se pusieron en contacto con él a través de la mensajería de la red social para concertar entrevistas en sus domicilios, en donde esta persona tomaba medidas de los muebles, presupuestaba los trabajos y ofrecía la venta de muebles y electrodomésticos a través de diversos muestrarios que portaba.

Tras realizar el presupuesto y concretar el acuerdo con el cliente (hecho que siempre se producía al ofertar precios tan bajos), solicitaba diversos anticipos relacionados con la obra y los materiales necesarios, alegando que debido a su volumen de trabajo la reforma tardaría un tiempo en iniciarse.

EXCUSAS ANTE LA INSISTENCIA DE LOS CLIENTES

Las comunicaciones se realizaban en esta fase a través de una aplicación de mensajería, tratando de obtener nuevos anticipos y argumentando la necesidad urgente de la compra de los materiales. Además, ante la insistencia de los clientes por el retraso, se excusaba diciendo unas veces que estaba enfermo, otras que eran las fiestas del Pilar, etc., hasta que en un momento dado dejaba de responder a las llamadas y a los mensajes en los que los clientes le exigían la devolución del dinero abonado.

Los pagos realizados por los clientes como anticipo de los servicios contratados se realizaban de diferentes formas: en efectivo, a través de la aplicación Bizum o por transferencias bancarias directas.

ANTECEDENTES EN TARRAGONA

El detenido había estado realizando estafas de este tipo en Tarragona durante dos años, donde la Policía Autonómica ya lo había identificado como autor de otras veinte estafas. Entonces se trasladó a Zaragoza para eludir la acción de la Justicia y poder continuar así con sus actividades delictivas.

Finalmente, los agentes localizaron al presunto autor en el barrio de las Delicias, donde fue detenido y puesto a disposición judicial, ingresando en prisión, tras ser oído en declaración. Ante la posibilidad de que pudiera haber más perjudicados, la investigación continúa abierta.

LO MÁS VISTO