Será el juzgado popular quien, el próximo lunes, sentencie finalmente si Carmen Villa fue culpable

Isabel Villa no será juzgada como presunta autora de un delito de asesinato hacia Raimundo Medrano, el compinche del famoso criminal El Lute. La Fiscalía de la Audiencia de Zaragoza ha decidido retirar su acusación contra la hermana de la presunta asesina tras concluir que “es imposible que estuviera presente en el momento del homicidio”.

Las pruebas periciales presentadas este miércoles por los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón determinaron que Raimundo perdió la vida en la madrugada del 4 al 5 de enero de 2015, y no durante la mañana tal y como se había manifestado en todos los escritos presentados hasta entonces.

De acuerdo a las declaraciones del taxista que condujo a Isabel Villa de Peñalén (Guadalajara) a Calatayud, la hermana llegó a la capital bilbilitana por la tarde y por tanto, fue materialmente imposible que ella participase en el homicidio. Eso sí, considera la fiscal, “hubo encubrimiento”, pero al tratarse de un parentesco de hermanos, el Código Penal no contempla penas por ello.

MANTIENEN LOS 26 AÑOS PARA CARMEN

No ha corrido la misma suerte la defensa de Carmen Villa. El Ministerio Fiscal está convencido de que la viuda del fallecido apretó el gatillo de la pistola y, como culpable de un delito de asesinato y tenencia ilícita de armas, debe ser condenada a 26 años y tres meses de prisión.

“No sabemos de qué quería defenderse cuando lo mató”, afirma la fiscal, ya que “las pruebas periciales no demuestran violencia de género y ni siquiera su propio abogado lo ha contemplado”. Además, ha recalcado el tiempo que permaneció en paradero desconocido: “Estar desaparecida 5 años y 14 días no es desaparecer, es huir; es ser una prófuga”, considera.

El letrado de Carmen insiste en que el delito se califique como homicidio, y no como asesinato, ya que “no se puede certificar que Raimundo fuese ciego”, restándole importancia a las declaraciones de la oftalmóloga de este miércoles. Por otra parte, le resulta “inverosímil” que la fiscal crea que la mujer fue capaz de asesinar y trasladar ella sola el cadáver: “Carmen no lo hizo y está ocultando al verdadero responsable por ser un vínculo cercano, es físicamente imposible”.

EL VEREDICTO, EL LUNES

El juicio ha quedado visto para sentencia. Será el juzgado popular quien, el próximo lunes, sentencie finalmente si Carmen Villa fue culpable o no del homicidio que acabó con la vida de Raimundo Medrano aquella víspera de Reyes del año 2015.

LO MÁS VISTO