Carmen Villa, en la Audiencia de Zaragoza, minutos antes de leerse el veredicto

El jurado popular ha declarado culpable por unanimidad de los delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas a Carmen Villa, la mujer del compinche de El Lute, acusada de acabar con su vida mientras el hombre dormía en el domicilio familiar en Calatayud.

Si bien todavía no se conoce la decisión de la juez encargada del caso sobre la pena, los años de prisión a los que se condenará a la asesina oscilarán entre los 20 y 25, según ha solicitado la fiscal. El letrado de la defensa, José María Pedregal, ha pedido la pena mínima por ambos delitos y, en cualquier caso, ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Así, los integrantes del jurado han considerado probados los hechos delictivos que se le atribuían a Carmen Villa, entre los que constan un disparo en la cabeza de su marido, Raimundo Medrano, y posteriormente quemar el cadáver con cinco litros de gasolina y ocultarlo bajo el leñero de la vivienda.

CIEGO Y DORMIDO

Una de las cuestiones acerca de las cuales más se discutió en el transcurso del juicio, celebrado en cuatro sesiones durante la pasada semana en la Audiencia de Zaragoza, fue si realmente la víctima estaba durmiendo cuando Carmen Villa le dio muerte.

El jurado asegura que, de acuerdo con las pruebas facilitadas tanto por una de las oftalmólogas del hospital Ernest Lluch como por los médicos forenses encargados de la autopsia, Raimundo Medrano no solo no estaba despierto en el momento del disparo, sino que sufría de ceguera incapacitante, lo cual acreditó la circunstancia agravante de alevosía y, por tanto, un delito de asesinato.

LO MÁS VISTO