Coche de la policía nacional patrullando por el centro de Zaragoza
El arresto se producía el pasado 19 de enero

Una mujer de 25 años ha sido detenida en Zaragoza como presunta responsable de al menos tres hurtos en diferentes domicilios de la capital, en los que trabajaba como cuidadora. La detenida se aprovechaba de la gran vulnerabilidad de los perjudicados, siempre de avanzada edad o con alguna enfermedad degenerativa. Así se apoderó de numerosas joyas que vendió por valor de 8.000 euros y de casi 15.000 euros en efectivo que sustrajo de los domicilios.

La investigación, llevada a cabo en la Comisaría de San José, comenzó a finales del pasado año cuando un hombre denunciaba la sustracción de varias joyas en la vivienda de su madre. Allí trabajaba como cuidadora una mujer, que, tras ser sorprendida por el denunciante, ésta le confesó haber sustraído un par de medallas porque necesitaba dinero.

Pero ésta no era la única víctima. La presunta autora de estos hurtos se aprovechaba de la gran vulnerabilidad de los perjudicados y víctimas, todas ellas de elevada edad o enfermos de Alzhéimer. Compaginaba varios trabajos de cuidadora en diferentes domicilios de las calles Mosén Andrés Vicente; Reina Fabiola y Monasterio de Poblet.

Durante la investigación, los policías pudieron comprobar cómo esta mujer se apoderaba del dinero que había en las viviendas y de numerosas joyas que posteriormente vendía en un conocido local de compra-venta de productos usados. Fueron doce ventas las que gestionó en este negocio con un valor total de casi 8.000 euros. Pero además había sustraído casi 15.000 euros en efectivo a estas personas vulnerables.

El pasado 19 de enero fue detenida por Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón y en su poder aún tenía numerosas joyas que fueron entregadas a sus legítimos propietarios. La mujer, que carecía de antecedentes policiales, pasó a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quien decretó su libertad con cargos.

LO MÁS VISTO