Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado 21 de septiembre a una mujer de 52 años tras robarle cerca de 4.000 euros a la anciana con Alzheimer que cuidaba.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado 21 de septiembre a una mujer de 52 años tras robarle cerca de 4.000 euros a la anciana con Alzheimer que cuidaba. La voz de aviso la dio su hija, que vivía fuera del país, al comprobar que se habían realizado diversos extractos de la cuenta bancaria.

La investigación se inició a finales del mes de agosto, cuando el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Arrabal tuvo conocimiento de la interposición de una denuncia en la que una mujer manifestaba que se habían realizado extractos por valor total de 3.800 euros de la cuenta bancaria de su madre, siendo prácticamente imposible que hubiera sido ella, ya que la misma padece de Alzheimer.

La denunciante explicó que, ante la necesidad de estar fuera del país y debido a la dependencia total de su madre por la citada enfermedad que sufría, tuvo que contratar a una persona para que la cuidara las 24 horas del día, haciéndolo a través de una empresa especializada en facilitar este tipo de servicios.

Cuando regresó del extranjero, al ir a comprobar el estado de la cuenta bancaria de su madre, observó cómo justo desde el primer día en que la cuidadora empezó a prestar sus servicios, se habían producido diversas extracciones en cajeros automáticos por un valor de 3.800 euros, manifestando que la víctima no había podido realizar estas extracciones de dinero en efectivo debido a que por su patología era incapaz de recordar el pin de la misma.

Tras realizar las gestiones pertinentes, los agentes localizaron el lugar de las extracciones realizadas, que ascendían a un total de cinco, así como la cantidad obtenida en cada una de ellas. La propia denunciante manifestó a los investigadores que el número PIN de la cartilla estaba apuntado en alguna parte en la casa de su madre, y que sospechaba que la autora de los hechos podría ser su cuidadora, ya que cohabitaba en el domicilio las 24 horas del día y tenía acceso total a todas las dependencias.

Una vez que los investigadores realizaron el visionado de las cámaras de seguridad presentes en los cajeros en los que se habían realizado extracciones de dinero con esa libreta, pudieron identificar sin ningún género de dudas a la mujer contratada como asistenta, por lo que se procedió a su detención por estos hechos.

La detenida, a quien le constan diversos antecedentes policiales, fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción Nº1 en funciones de Guardia de Zaragoza en quien decretó su libertad con cargos tras oírla en declaración.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR