Los registros se han producido en Madrid, Zaragoza, Badajoz y Valencia

Una operación de la Policía Nacional contra el yihadismo se ha saldado con seis personas detenidas, una de ellas en Zaragoza, por pertenecer y enviar dinero a la milicia Jaysh Al Islam, colaboradora de Al Qaeda en Siria. Tres detenciones se han dado en Madrid, otra en Badajoz y la última en Valencia. Se les acusa de pertenencia a organización criminal, financiación terrorista y estada. A los arrestados se les acusa de un delito de pertenencia a organización terrorista, financiación terrorista y estafa.

La operación, desarrollada por la Comisaría General de Información (CGI), ha contado con la colaboración de las Brigadas Provinciales de Información de Madrid, Zaragoza, Badajoz y Valencia. Asimismo, ha contado con el apoyo de la Agencia Europol, estando bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número Seis y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

En la mañana del pasado miércoles se practicaron seis detenciones y siete entradas y registros simultáneos, interviniéndose diversa documentación relacionada con la investigación y abundante material informático que se continúa analizando.

OPERACIÓN BRUDER

En el año 2019, durante el desarrollo de la investigación desarrollada por la CGI sobre un clan sirio asentado en España, que mantenía estrechos vínculos con Al Qaeda en Siria, los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de una red de financiación terrorista que, utilizando diferentes asociaciones españolas, enviaba dinero a una supuesta organización humanitaria, denominada “Al Bashaer”, la cual operaba principalmente en una zona de Siria controlada por las milicias yihadistas.

La ONG “Al Bashaer”, fundada bajo la cobertura de asociación de ayuda a huérfanos de muyahidines, enviaba parte del dinero recaudado en España a la milicia yihadista “Jaysh Al Islam”.

En marzo de 2021, y como consecuencia de estas averiguaciones, se procedió a la detención de tres miembros de la red en Madrid (2) y Tenerife (1), los cuales fueron acusados del delito de financiación del terrorismo. En esta operación se constató que desde la posición relevante de los detenidos en determinadas asociaciones religiosas se gestionaba una campaña de recaudación de fondos, aparentemente con fines humanitarios, y con destino final la mencionada milicia de AQ.

Los detenidos en la última operación desarrollada el pasado miércoles formaban parte de la red de recaudación para el posterior envío de dinero, desempeñando funciones fundamentales para el sostenimiento de las actividades delictivas de la red durante al menos ocho años. Así, publicitaban las engañosas campañas de recaudación, canalizaban los envíos de dinero de los donantes hacia la supuesta ONG y realizaban envíos de dinero propio.

Asimismo se pudo constatar que los ahora detenidos, de los que algunos de ellos también ocupaban puestos relevantes en asociaciones religiosas en España, no sólo pertenecían a la trama desarticulada en 2019 sino que jugaban un papel muy relevante en la misma. Este viernes, han sido puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción número Seis.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR