Imagen de Eugenia Eiriz y María Esteve, de la Fundación Antonio Gades
La obra se representará del 15 al 18 de diciembre. Foto: Laura Trives

Se estrenó el 26 de enero de 1989 en el Teatro Chatelet de Paris y ya por aquel entonces el «Fuego» de Antonio Gades despertaba las pasiones que Manuel de Falla inspiró con su «Amor Brujo», una de los ballets más bellos y relevantes del siglo XX. La gira internacional fue tan extensa que no sería hasta 2014 cuando el ballet se estrenaría en España, concretamente en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, ante un lleno absoluto. Y ahora esa historia de mujeres, amor, pasión y lazos familiares emocionará en el Teatro Principal del 15 al 18 de diciembre con la producción de la Compañía Antonio Gades. Un ballet que llega cuando se cumplen casi 20 años del fallecimiento del coreógrafo y bailarín para demostrar que su legado sigue mas vivo que nunca.

«Fuego» es la última de las colaboraciones entre Gades y Saura, uno de los tándems artísticos más vanagloriados. Al igual que ocurrió con «Carmen», que también se estrenó en el Principal, primero se hizo la película, que contó con la voz de Rocío Jurado como banda sonora, y luego esta historia de amor y pasión saltó al ballet. Y a pesar de ser una de las piezas más relevantes de Gades tildada de obra maestra en reiteradas ocasiones, es una de las que menos gustaba al coreógrafo.

«Esta es una obra muy particular. Es un ballet que está a medio camino entre Carmen y Fuenteovejuna que Gades de repente un día dejó de hacer. Lo guardo en un cajón porque necesitaba un respiro, cosas nuevas. Y no le gustaba tanto como otras porque lo que a él le gustaba era mantenerse cerca de la tierra, del pueblo y contar historias y este Fuego es un ballet más de sensaciones que de historias«, ha reconocido este viernes en la presentación la directora general de la Fundación Antonio Gades, Eugenia Eiriz.

Por ello, cuando la Compañía Antonio Gades se propuso recuperar esta pieza pensaban que estaban ante una obra abandonada pero realmente tenían entre sus manos un tesoro basado en «una de las partituras más bellas que se han hecho para un ballet», como dice Eiriz. Bajo la dirección de Stella Arauzo, más de una veintena de bailarines emocionarán sobre las tablas del Principal utilizando ese lenguaje universal en el que Gades convirtió la danza.

«Fuego» habla del amor, el olvido y las mujeres y tiene el alma del dúo Gades-Saura, pues alterna la música culta con la música popular, aquello que se cantaba en el pueblo al que tanto se acercaban en sus obras. «Tiene todo lo que Gades tenía, ‘Fuego’ no es solo una coreografía es pasión, belleza y puro fuego como era él», ha contado María Esteve, presidenta de la Fundación Antonio Gades.

Durante 70 minutos, el Principal sonará a flamenco en la que es la obra «más flamenca» de Gades. Una representación que el teatro zaragozano tenía la «obligación de representar» por tratarse de uno de los artistas que más han contribuido a la difusión del flamenco y de la danza, según ha reconocido el gerente del patronato de Artes Escénicas y de la Imagen, José María Turmo. Así, «Fuego» es pues, un ballet que Gades guardó en un cajón y que acabó siendo una auténtica obra de arte que va más allá de la danza.

LO MÁS VISTO