Cuando hasta la bondad puede matar: Carmelo Gómez y Miguel Hermoso llenan el Principal de reflexión

A lo largo de siete noches y con una copita de anís de por medio, Pacífico Pérez le habla al doctor Burgueño sobre la Candi, su primer y único amor, sobre su tío Paco, sus abuelos y bisabuelos y todos aquellos antepasados que algún día vivieron la guerra. Lo hace en una sala del centro penitenciario donde está interno por asesinato y donde será condenado a garrote vil. Pero el Pacifico Pérez de Miguel Delibes no es un preso cualquiera. Así lo plasma en las páginas de «Las guerras de nuestros antepasados» y así quedará patente en la obra homónima que se estrenará sobre las tablas del Principal del 19 al 22 de enero con Carmelo Gómez y Miguel Hermoso.

«Lo más curioso de esta obra es que nos hace reflexionar sobre cómo una persona tan buena, tan excepcional, tan genuina y tan increíble puede acabar cometiendo dos asesinatos«, ha explicado este miércoles Carmelo Gómez. «Las guerras de nuestros antepasados» es un thriller humano que aborda todas esas contradicciones que tenemos y que está mucho más vigente de lo que pensamos.

Foto: Laura Trives

Y es que, en palabras de Miguel Hermoso, la obra debería llamarse «Las guerras de nuestros contemporáneos». «Esta mañana me levanto y al escuchar la radio veo que la guerra está ahí y pienso que alguien, los de arriba, un ente, me están diciendo que me una a uno de los dos bandos a aniquilar al del contrario. La guerra está ahí y forma parte de nuestros antepasados, pero también de nuestros coetáneos», ha relatado el actor. Él le da vida al doctor Burgueño con el que Pacífico Pérez se desnudará por completo en una obra sensible e íntima.

Hermoso aseguraba que él ha sentido la violencia y que también la ha experimentado y que lo que Delibes propone es «que ese impulso violento del ser humano se calme a través de la palabra y que estas nos sirvan para discutir, pero solo para eso».

La obra habla del amor, de las herencias hermosas, o no, de nuestros antepasados, del odio y de cómo la bondad puede matar. Carmelo Gómez se emocionaba al pensar en una obra que le ha llenado mucho «como chico de pueblo que ha sufrido la violencia, el bullying y como amante del campo y de ese amor por el pueblo y lo rural».

De gran sensibilidad y calidad literaria y unos tintes de castellano antiguo, la obra llegará al Principal para demostrar cómo hasta aquellas personas más genuinas pueden rendirse al odio y a la guerra. Las entradas ya pueden adquirirse por un precio entre 5 y 25 euros.

LO MÁS VISTO