Retirada de un árbol congelado

El Ayuntamiento de Teruel ha comenzado a retirar los árboles que quedaron gravemente dañados por las heladas posteriores a la borrasca Filomena a principios del año pasado. Estos árboles, que se encuentran en distintas zonas de la ciudad, fueron en su día podados con la esperanza de que pudieran recuperarse de las fuertes heladas, pero una vez transcurrido suficiente tiempo y viendo que no han surgido nuevos brotes en los mismos, se está procediendo a su retirada para, a continuación, plantar nuevos ejemplares en esos alcorques.

En total se van a sustituir 43 árboles por otros nuevos en la plaza de la Catedral, plaza de las Monjas, calle San Martín, calle Tirso de Molina, zona de los Arcos, avenida de Sagunto y aparcamiento de la estación de tren. Según ha explicado el concejal de Medio Ambiente, José Luis Torán, en estos momentos se están retirando los árboles con menos raíz a través de medios propios por parte de los servicios municipales de parques y jardines, y después de Semana Santa se procederá a retirar el resto con una máquina destoconadora, todo ello con el fin de no estropear los alcorques.

NOTICIAS DESTACADAS