En los terrenos de la Térmica se construirán cinco plantas solares y cinco eólicas

Una vez resuelto el concurso de adjudicación del Nudo Mudéjar, Endesa ha dado a conocer más detalles de su proyecto para revitalizar las Cuencas Mineras tras el cierre de la Central Térmica de Andorra. La compañía tiene previsto invertir “cifras superiores” a los 1.200 millones de euros en la construcción de cinco plantas solares y cinco eólicas en un régimen de hibridación apoyado en un sistema de almacenamiento con baterías, que hará posible aprovechar al máximo la producción renovable.

Así lo ha dado a conocer solo unas horas después de que el Ministerio para la Transición Ecológica les comunicara la adjudicación de 953 MW que liberaba la Térmica, con la posibilidad de ampliarlos hasta los 1.200 totales que salieron a concurso. En total, su proyecto creará hasta 3.500 empleos durante la construcción de los parques, llegando a generar 300 puestos fijos directos en la zona para la operación de sus instalaciones. En el momento del cierre de la Térmica, en la planta trabajaban unas 200 personas entre empleos directos y las subcontratas.

La propuesta de la compañía para el nudo de Andorra, según ha informado Endesa, se basa en la hibridación de tecnologías renovables, almacenamiento e hidrógeno verde para la descarbonización de empresas locales, junto con la colaboración con empresas del entorno en industrias de fabricación de componentes de la cadena de valor de renovables e hidrogeno, proyectos sociales y acuerdos con agentes de la zona del sector primario y terciario.

La adjudicación de estos 1.200 megawatios permitirá a Endesa completar su plan Futur-e, que, en una tercera fase, contemplaba la construcción de 1.300 MW de potencia fotovoltaica, 90 MW de energía eólica y 105 MW de almacenamiento en baterías en terrenos de los términos municipales de Andorra, Alcorisa, Alcañiz, Calanda e Híjar. Dentro de este plan se contemplaba un parque solar fotovoltaico de 50 megawatios en los antiguos terrenos de la Térmica, que comenzó a levantarse en julio, además de otros 235 megawatios de energía solar y 54,3 de almacenamiento de baterías, también, en gran medida, en el perímetro de la planta.

En este sentido, además de las cinco plantas solares y otras cinco eólicas, instalará un electrolizador que permitiría gestionar los excedentes para la producción de hidrógeno verde, para lo que está colaborando con empresas locales en industrias de fabricación de componentes de la cadena de valor de renovables.

Por otra parte, la empresa quiere darle un peso fundamental a la formación y al desarrollo social y económico en la zona, por lo que ha diseñado un plan formativo que permitirá el reciclaje profesional de las personas del entorno a sectores como el renovable y la posibilidad de abrir un futuro laboral para los desempleados de las comarcas.

LO MÁS VISTO