Imagen de un operario en una empresa
Las bonificaciones se aplicarán tanto a los contratos nuevos como a los ya existentes

En su último anuncio en el Congreso, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado la puesta en marcha de ayudas fiscales a empresas en las provincias con menor densidad de población. Se trata de Teruel, Soria y Zamora, que contarán con una reducción de las cotizaciones empresariales en los contratos indefinidos, tanto existentes como los nuevos.

La propuesta contempla tres tipos de ventajas o incentivos. El primero, del 5% en la cotización por contingencias comunes de la empresa en todos los contratos indefinidos existentes en el ámbito provincial. El segundo, del 15%, en los nuevos. Además, la última categoría, del 20%, será para los nuevos contratos indefinidos en municipios de hasta 1.000 habitantes y cuya sede social y fiscal se encuentren en dicha localización.

No es novedad, sino un tema que viene de lejos. Concretamente, desde que en abril de 2021 la Comisión Europea avalara estas medidas e incluyera a las tres provincias en el Mapa de Ayudas de Finalidad Regional. Ha sido también objeto de cruce de declaraciones entre los grupos políticos aragoneses en los últimos meses.

Más recientemente, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se refirió a ellas en su visita a Zaragoza. Fue uno de los puntos en los que insistió el líder del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, en la reunión que mantuvieron en el Pignatelli.

Como respuesta, Bolaños se comprometió a “seguir trabajando” en aplicar esa rebaja del 20% a las empresas turolenses, aunque sin determinar plazos concretos.