Imagen de Valderrobres, en Teruel
Valderrobres es uno de los pocos pueblos que supera los 1.000 habitantes

219 de los 236 municipios de la provincia de Teruel tienen menos de 1.000 habitantes, lo que se traduce en que tres de cada cuatro podrán beneficiarse de las ayudas a la cotización de las empresas con el tramo del 20%. Es el cálculo de la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, que ha expresado su “satisfacción” por el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, si bien “no son la panacea” y deben complementarse con otras, así como contar con dotación presupuestaria.

Sin plazos concretos para su aplicación, Pérez ha destacado su carácter “incentivador” para la creación de nuevo empleo y ha puesto como ejemplo a los países nórdicos, con “resultados muy positivos” tras el despliegue de este tipo de políticas. El criterio de la densidad de población, menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado, permitiría en un futuro ampliar las ayudas, si bien de momento se recurre a la división provincial por ser “lo más sencillo de delimitar”.

Llevamos mucho tiempo trabajando en esto”, ha señalado la consejera, en concreto desde 2019. El cauce habitual de comunicación, ha asegurado, ha sido la comunicación directa con el Gobierno de España. Son ellos, añade, quienes deben cumplir como “interlocutores” ante la Comisión Europea. Cierra así Pérez la puerta al papel de Teruel Existe, que incluso había amenazado con retirar su apoyo a Sánchez para los Presupuestos si no contemplaban las ayudas. Incluso en las Cortes, ha reiterado, ya comentó en sus últimas interpelaciones que «en breve» habría noticias sobre las ayudas.

ANTECEDENTES

La posibilidad de conseguir estas bonificaciones surgió a raíz de un informe no vinculante de febrero del año pasado solicitado por el Gobierno autonómico al Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón a principios de 2019. Determinó que Teruel podía tener derecho a recibir importantes compensaciones por parte de la Unión Europea para contrarrestar la despoblación, como sucede en territorios del norte de Europa.

El 19 de abril de 2021, la Comisión Europea constató en las nuevas directrices sobre las ayudas estatales de finalidad regional de la Comisión Europea, diseñadas para el periodo 2022-2027, que las empresas turolenses podían tener acceso a estas subvenciones.

Hace un año, los ejecutivos de Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León pusieron en común un informe elaborado por una consultora en el que se daba respuesta a cómo articular estas bonificaciones, al amparo de las nuevas directrices. El estudio facilitaba al Gobierno central la herramienta jurídica necesaria para que Bruselas validara las ayudas, de forma que no tengan efectos negativos sobre la competencia y el comercio, como exige la Comisión Europea, y como así se ha constatado.

NOTICIAS DESTACADAS