Central térmica de Andorra
Un anuncio que se ha recibido con satisfacción en la comarca turolense, que llevaba desde que cerró la central, hace dos años y medio, esperando el convenio

La ministra Teresa Ribera presentó este lunes en Andorra el convenio de Transición Justa, con una inversión pública de 200 millones para beneficiar a 34 municipios aragoneses. Un anuncio que se ha recibido con satisfacción en la comarca turolense, que llevaba desde que cerró la central, hace dos años y medio, esperando el convenio. Sin embargo, desde los distintos actores de la comarca, alegan una falta de concreción en las medidas anunciadas y esperan con cautela más detalles en una reunión que se celebrará el 15 de diciembre.

La inversión contemplada contendrá fondos del Estado y del Gobierno de Aragón, procedentes de la UE, durante los próximos siete años, de los que 64 ya están comprometidos o ejecutados. Dentro de las actuaciones, destaca el concurso de acceso a la red eléctrica del Nudo Mudéjar y el Centro Tecnológico de la Minería y en cuanto al empleo, se espera crear más de 250 puestos.

PARA EL CONSISTORIO, EL CONVENIO ES POSITIVO PERO AMBIGUO

El alcalde de Andorra, Joaquín Bielsa, ha alegado que se trata de un anuncio “positivo” y que en este convenio se contemplan “gran parte de las reivindicaciones que se han hecho desde el territorio”. Entre ellas se encuentran las ayudas a empresas, la inversión en formación y los recursos para los ayuntamientos.

Sin embargo, desde el consistorio apuntan hacia la ambigüedad y la falta de concreción. “Lo que quiere la gente es que, si se va a hacer una carretera, saber cuál es, o si se va a invertir en una empresa, saber la cantidad. Falta concretar, pero estamos contentos porque por lo menos se ha resuelto. Sabemos que tenemos esa cantidad de dinero para aprovecharla en los próximos años”, ha indicado el alcalde.

LOS SINDICATOS DESEMPEÑARAN SU PAPEL PARA QUE SE CUMPLA EL CONVENIO

Los sindicatos se muestran también satisfechos con el anuncio del convenio, y apuntan a los datos de empleo y al futuro impulso al tejido empresarial como lo más importante. Como puntos negativos, alegan la falta de detalles en las medidas y la tardanza del convenio. Darío Sanz, secretario general de CCOO Andorra, ha apuntado que hay que ser “precavidos” ya que “en este territorio tenemos experiencia con planes de inversión, esperemos que este salga adelante y bien” porque “hay que evitar que las subvenciones sean a fondo perdido”.

“Han pasado dos años y medio desde el cierre de la central y los trabajadores se han tenido que buscar la vida por su cuenta. Nosotros estaremos a la expectativa y haremos nuestro papel, que es el de fiscalizar la calidad del empleo, las condiciones laborales, la seguridad, los tiempos y los compromisos adquiridos por las empresas y la administración”, ha asegurado Sanz.

Por otro lado, Alejo Galve, secretario general de UGT en Teruel, ha afirmado que las cuatro líneas que se presentaron son buenas, pero se han quedado “un poco fríos” porque esperaban anuncios concretos. “Estamos satisfechos, pero han faltado cosas, entonces esperamos que en la jornada del 15 de diciembre podamos sacar algo más concreto”, ha indicado el secretario.

LOS EMPRESARIOS ESPERAN QUE SEA UN IMPULSO

Juan Ciércoles, presidente de CEOE Teruel, ha afirmado que se trata de un anuncio muy importante para la provincia, para las comarcas mineras y para Andorra, uno de los pueblos más afectados por el cierre de la central. “De momento lo vemos positivo, pero nos hubiera gustado una mayor concreción. Además, hubiera podido llegar más pronto, pero si al final todo ese trabajo que se ha realizado estos años, aunque sea tarde, se hace bien, veremos que ese convenio llega en tiempo y forma deseable para los empresarios. Eso sí, siempre que sea beneficioso e impulse el tejido empresarial de nuestra provincia”, ha explicado Ciércoles.

NOTICIAS DESTACADAS