El magistrado considera que “las pruebas son suficientes” para procesar al investigado

El juzgado de instrucción número 3 de Teruel ha desestimado el sobreseimiento provisional de la causa, pedido por el Ministerio Fiscal, en la causa abierta contra Carlos Aranda, el exconcejal del Ayuntamiento de Teruel acusado de un delito de agresión sexual a un joven de 20 años durante las fiestas de las Bodas de Isabel.

En un auto dictado el pasado 9 de marzo, el instructor, Jerónimo Cano, expresa que existen indicios razonables y fundados para sostener la investigación contra Aranda dado todo el contenido documental que obra en las actuaciones. En este sentido, ha incidido especialmente en el testimonio de la víctima, las “manifiestas contradicciones” en las que incurrió el investigado, el análisis de las imágenes de las cámaras realizado por la Policía, el informe pericial psicológico y médico forense del perjudicado, las llamadas telefónicas algunas delante de los agentes de la Policía Nacional, y los mensajes de WhatsApp.

Por todo ello, concluye que “resulta inviable el sobreseimiento de la presentes causa” y determina que “no ha lugar al sobreseimiento provisional”. El pasado 2 de marzo, el juez dictó un auto con el que ponía fin a la investigación judicial y determinaba la continuación de los trámites para la apertura de juicio oral.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR