EUGENIO CALLEJA MARTÍNEZ, Experto Sociolaboral y Técnico en Prevención de Riesgos Laborales.


La Covid ha traído muchas cosas a la sociedad mundial. En los países mal llamados «desarrollados» ha demostrado la vulnerabilidad del sistema capitalista y a los países «pobres», la falta de capacidad para acceder de forma masiva a las vacunas.

Desconozco si los centros de decisión mundial preveían que la Covid les iba a permitir asistir a una gran experiencia única, como ha sido la cuarentena, para poder observar a gran escala la paralización de la industria y, con ello, comprobar que la contaminación bajaba de forma espectacular. Una gran conclusión, que serviría para realizar el cambio, tan deseado, y poner freno a la contaminación; cosa irrealizable porque habría que despedir a miles de trabajadores y ello, en estos momentos, es de difícil solución, aunque los mecanismos de los ERTE han funcionado y la puesta a punto del salario social son factores que se han experimentado, extrayendo conclusiones en el presente y a medio plazo. Pero la pobreza sigue presente en la sociedad.

No nos han hablado -con claridad- de las conclusiones de la cuarentena: sus aspectos sociales y psicológicos. También deberíamos abordar las múltiples medidas adoptadas a nivel político, comprobando lo que representan en el recorte de las libertades y lo que supone limitar el contacto humano. La Hostelería representa un gran centro de comunicación y de contacto de las personas. Unido a todo lo anterior, el gran negocio de las vacunas, de las PCR, de las mascarillas, de los purificadores de aire…

Los líderes mundiales son incapaces de activar un plan a escala planetaria que permita hallar una respuesta común para un gran problema global.

España ha sido ejemplo de cómo las organizaciones políticas y las Comunidades Autónomas (CCAA) con el Gobierno de la Nación no acertaban ni alcanzaban un acuerdo para hacer frente a los estragos de la Covid, que golpea por igual a las CCAA ricas y pobres.

La Covid ha puesto sobre la mesa las deficiencias del sistema sanitario español y ha demostrado, con claridad, la intencionalidad de privatizar la sanidad pública; reflejándose en el recorte de personal: médicos, enfermeras… Y en la enseñanza pública, las carencias de las familias para acceder a las herramientas necesarias que posibilitan la conexión “on line”.

Los poderes económicos mundiales son magníficos, después de la crisis financiera y económica del año 2008, la Covid y, unido a todo ello, la energía disparada, el IPC subiendo… El pueblo lo soporta todo, ¿cambiará?

Delta, Ómicrom… La Covid ha venido para quedarse, poniéndose varias dosis de vacunas, ¿cuántas?, ¿guerra?, ¿UE, Rusia, EEUU…? La humanidad desinformada y desorientada.

NOTICIAS DESTACADAS