JAVIER MESA, Gestor Cultural.


Fue en octubre de 2006 el primer año en que el Taller de cine del Centro penitenciario de Daroca participó activamente en el Festival de Cine de Fuentes de Ebro. Recuerdo cuando José Antonio Aguilar, su Director, me entregó, en persona y casi como valija diplomática una pila de dvd´s que contenían los cortometrajes seleccionados en la Sección Oficial del Festival, con una advertencia importante de no dañarlos ni perderlos. Su discreción, prudencia y cuidado, casi diría mimo exquisito en éste y otros temas de la organización del Festival era algo que nos transmitía a todos los cercanos a él.

Nuestra misión era proyectarlos en el Centro penitenciario y que los internos asistentes, con sus votos, determinaran el cortometraje ganador del denominado Premio “Intramuros”.

El problema era que únicamente contábamos con un día para su visionado. Era un jueves y el sábado iba a tener lugar la Gala de entrega de Premios en Fuentes de Ebro.
Había que darse prisa y lo hicimos. Con creces. Ese viernes por la mañana no sólo vimos, votamos y debatimos todas las obras sino que además grabamos con una cámara de video una sorpresa para el Festival de Fuentes. Un mini reportaje en el que los integrantes del Taller de cine iban dando pistas hasta designar el ganador del Premio de esa edición. Algo que se mantuvo en años sucesivos a modo de sketch humorístico y que generaba no poco trabajo y muchas risas y buen humor en el seno de nuestro Taller de cine.

Ese año, el Premio fue a parar a manos del realizador aragonés Jesús Marco, por su “Tacones de Stanislavski” y el cortometraje ganador del Premio del Jurado fue “DVD” de Ciro Altabás.

Y, precisamente, en “DVD”, nuestro gran Fernando Esteso tenía una breve actuación estelar. En la barra de un bar se encontraba con el actor César Camino quien, solemnemente, le afirmaba: “Usted tiene tres grados de separación con Kevin Bacon”. A lo que Fernando Esteso respondía, dándole la razón: “Salí en Pepito piscinas con Manuel de Blas, que hizo el Blanco, amarillo y negro con Eli Wallach, que hizo el Mystic River con Kevin Bacon”. Demostrándose categóricamente esos tres grados de separación.

Lo que pocos saben es que ese mismo viernes por la mañana también grabamos en video, en el Centro penitenciario, las preguntas para una entrevista a la actriz homenajeada de ese 2006, Esperanza Roy y a su marido, el director de cine, Javier Aguirre. Entrevista que les hice, esa misma tarde, en un céntrico hotel zaragozano donde se hospedaban. Gracias a Fuentes, el Taller de Cine del Centro penitenciario se colocó a un grado de separación de estas grandes estrellas españolas.

Fue el impulso que necesitábamos. A partir de entonces, ya como Festival Internacional de Cine de Daroca, no ha habido ningún grado de separación entre el Centro penitenciario y grandes estrellas como Paula Ortiz, Mª José Moreno, Fernando Conde, Jordi Grau, José Lifante, Antón García Abril, Carmen París, Marianico «el corto», Oregón TV, Jorge Asín, Borja Cobeaga, Miguel Ángel Lamata, Jorge Sanz, Fernando Esteso, Luisa Gavasa y Guillermo Montesinos.

Y, finalmente este año y tras diez ediciones del Festival en las que ha aumentado la participación de 80 a 800 cortometrajes y de 17 a más de 70 países, nuestro Festival se ha colocado, metafóricamente, a un solo grado de separación no sólo de numerosas caras conocidas de grandes estrellas del Cine español, sino también de la propia saga “Star Wars”: Se ha presentado a concurso el cortometraje “The letter room”, interpretado por el célebre actor de las últimas cintas de dicha conocida saga, Óscar Isaac.

Somos un Festival modesto y nos ha hecho mucha ilusión, la verdad. Qué le vamos a hacer.

LO MÁS VISTO