David Arranz, Diputado de VOX en las Cortes de Aragón.


Huesca debería ser una ciudad universitaria de referencia en el mundo académico español.

No es esta una afirmación baladí. Si nos remontamos en la Historia, la actual capital altoaragonesa fue pionera en la formación académica. Ya en el año 72 a.C., Quinto Sertorio inauguró la Academia de Latinidad, dando de esta manera nombre a la posterior Universidad Sertoriana de Huesca en el siglo XIV, siendo esta, la primera universidad existente en Aragón y una de las primeras universidades de España.

Actualmente, en opinión de VOX, Huesca reúne las condiciones ideales para que el gobierno de Aragón, y dentro de este la consejería de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, hiciera una apuesta por potenciar e incrementar su campus universitario. Y generar con ello un impacto muy positivo en la ciudad, tanto a nivel de empleo como de progreso.

La capital alto aragonesa destaca por ser una ciudad agradable para vivir. Pero a la vez, con el tamaño adecuado para contar con una amplia oferta de servicios necesarios y comunicaciones. Condiciones que la hacen muy atractiva para los estudiantes universitarios.

En este sentido, la actual y perentoria necesidad de incrementar la demanda de profesionales médicos abre la posibilidad a que el campus oscense crezca con la implantación del grado completo en Medicina.

Desde VOX, queremos recordar que fue la actual ministra de Educación y Formación profesional, Pilar Alegría, la que en julio de 2015, en su calidad de consejera de Innovación, Investigación y Universidad de la DGA, se comprometió a estudiar la posibilidad de implantar el segundo ciclo de Medicina en Huesca.

En el Grupo Parlamentario de VOX en Aragón, al igual que muchos oscenses, no nos pasa inadvertido que desde la Universidad de Zaragoza se ha tratado de eliminar de una vez, o por agotamiento con reducciones diseñadas de la ratio de alumnos durante estos años, el grado de Medicina en el campus de Huesca. Unos estudios que se inauguraron en el curso 1973/74, pero que pese a esos casi cincuenta años trascurridos, hoy sólo es posible cursar los dos primeros años de carrera, tras la eliminación que se realizó del tercer curso, hace escasos años.

La incomprensión resulta ser mayor, al constatar que, ante la urgente demanda de contar con profesionales médicos, el gobierno de Aragón apuesta porque dichos estudios se realicen en la universidad privada de San Jorge. Algo que en VOX no nos parecería mal, siempre que se agoten las posibilidades de cursar esos mismos estudios en la universidad pública, como es fácilmente realizable en Huesca.

Quiero recordar, en este sentido, que el Hospital San Jorge es universitario desde el 7 de septiembre de 2020 y, por lo tanto, entre sus funciones se encuentra, además de la asistencia sanitaria, la investigación y la docencia. Unas lógicas sinergias para el desarrollo del grado completo universitario de Medicina.

Desde VOX aceptamos que la Universidad de Zaragoza es una institución autónoma, pero queremos destacar que se debe a la sociedad y al equilibrio territorial de Aragón. Y por tanto, nuestra petición, que recoge el sentir mayoritario de los oscenses con independencia de su adscripción política, debería ser tomada en consideración para que fuera una realidad definitiva en el diseño del próximo curso académico.

LO MÁS VISTO