MIGUEL ÁNGEL OTÍN. Secretario General de Huesca Suena.


El 3 octubre se celebra el Día Mundial de la Educación Financiera bajo el lema “Educación para unas finanzas más seguras¨. Sin duda alguna, el tema elegido este año es muy interesante. La seguridad ante todo…y ante todos. Conocido es cómo crece el número de intentos de fraude financiero a través de Internet y cómo crece el número de ciberdelincuentes.

Es propósito de diversas entidades el concienciar a los ciudadanos y a los clientes para que extremen las precauciones ante los potenciales ataques de ciberdelincuentes. El Ayuntamiento de Huesca, en el pasado mes de mayo, dentro del Día Mundial de Internet, programó una serie de actos dentro de un programa de ciberseguridad global, y más en concreto, tuve el honor de impartir una charla sobre la temática, titulada ¨Cómo relacionarse con la banca digital de forma segura¨.

De la citada conferencia rescato cuatro ideas. Internet no es ni bueno ni malo, lo es el uso que se hace de él. Como en casi todo de la vida, hay cara y cruz, luz y sombra… pero, transmito un mensaje de confianza, de tranquilidad. No obstante, hoy el ciberdelincuente se ha ¨industrializado¨, nos llegan más intentos de fraude y, en consecuencia, hay que estar permanentemente prevenido y es necesario conocer (y actuar) que no hay que responder a determinados mensajes, que no facilitemos ningún dato financiero en entornos desconocidos, que no respondamos cliqueando sobre enlaces sospechosos…

Animo a las personas mayores para que aprendan y hagan uso de la banca online (reitero con todas las precauciones posibles), es un complemento más, un canal de comunicación con nuestra entidad financiera. Somos mayores, pero debemos seguir siendo aprendices, debemos mantener la ilusión y adaptarnos a los nuevos tiempos y procesos. No en vano 5.000 millones de personas, el 63% de los habitantes del planeta utilizan Internet.

Tan importante como la educación financiera es la cultura económica. Con mayor cultura económica ¨cribaríamos¨ muchas noticias. No sólo las actuales del tema impuestos. Un ejemplo, hace unas semanas determinados políticos proponían ¨topar las hipotecas¨.

¿Quién pone la diferencia? Cualquier persona medianamente informada sabe que, tras más de una década de tipos muy bajos, los intereses iban a subir. ¿No se hicieron correctamente los cálculos en el trámite de la constitución hipoteca?

Otro ya que sube el Euribor los bancos ¨obtendrán más beneficios¨. El Euribor no deja de ser una referencia tanto para los préstamos e hipotecas como para los depósitos y productos de ahorro e inversión. Y así podría exponer muchos ejemplos. Pediría a algunos políticos y a algunos tertulianos menos demagogia y más seriedad al respecto. Hay que ser muy riguroso con la economía de bolsillo.

Según un informe del Banco de España, el 75% de los ciudadanos españoles admiten que deben mejorar sus conocimientos en esta materia. Y hasta un 42% reconoce que no entienden muchos conceptos financieros. La falta de educación financiera básica de muchos ciudadanos es manifiesta. Motivado en cierta por la falta de formación en finanzas básicas, tanto en colegios, como en institutos e incluso en universidades.

Con un índice superior de educación financiera y de cultura económica en la sociedad en general (no olvidemos a muchos autónomos y microempresas), se generarían más palancas de igualdad. Una buena gestión de las finanzas familiares, profesionales y empresariales es necesario ante la vida. Las desigualdades son un fracaso social. De la pobreza se sale con educación, formación y empleo, no con asistencialismo.

En un artículo sobre educación financiera y sobre seguridad, no puedo obviar mencionar a las criptomonedas. Indudablemente el riesgo que supone operar en Internet y en concreto con la banca online, existe y ahí está. Pero no olvidemos otros riesgos del sistema financiero, la posible burbuja de las criptomonedas. Pero eso es otra historia.

LO MÁS VISTO