EDUARDO ROMERO. Empresario.


La situación del equipo zaragocista se estaba haciendo ya insostenible con una afición cantando el “¡Carcedo, vete ya!” y el equipo, en posiciones próximas al descenso. Pero fue Valentín Vada, exjugador tinerfeño, quien con dos zarpazos marcó dos goles y salvó la cabeza de su entrenador, Juan Carlos Carcedo, en el Heliodoro Rodríguez López.

Durante la semana ya se daba por hecho de que Raúl Sanllehí iba a cesar al director deportivo Miguel Torrecilla. Uno de los mayores responsables del desastroso equipo confeccionado, no solo esta temporada, sino la pasada temporada también e, incluso, se barajaban algunos nombres.

Para tratar de salvar el partido, el técnico cambió de sistema y puso un 5-4-1, con Petrovic incrustado entre los centrales y dos carrileros con largo recorrido. Así se gestó el primer gol con un centro de Larra, taconazo de Mollejo y gran gol del argentino Vada. En el minuto 67 del segundo tiempo, el argentino y gran protagonista de la noche, se marchó en velocidad y lanzó un disparo pegado al palo para subir el 0-2 al marcador y consumar la victoria zaragocista.

El Tenerife tuvo varias ocasiones de gol en la primera parte y no estuvo acertado y el Real Zaragoza, en esta ocasión, tuvo la fortuna de su parte y materializó lo que le llegó.

Ahora nos toca esperar acontecimientos en las dos próximas jornadas en tan solo tres días ante el Andorra y el Deportivo Alavés, ¿se consumará el cese de Miguel Torrecilla?

¿Aguantará Carcedo estas “dos finales”? En mi opinión, y creo que en la de la mayoría de los aficionados, no deberían de continuar ninguno de los dos, a pesar de que el entrenador es el que menos culpa tiene, ya que tiene los mimbres que le pusieron, pero con los fichajes sin ninguna relevancia que se han hecho, no se puede aspirar más que a pelear por no descender.

Los nuevos propietarios se lo tienen que hacer mirar para los fichajes de invierno, ahora que ya han conseguido que se construya la nueva Romareda…

LO MÁS VISTO