LUIS FERRUZ, Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad, miembro de la Comisión GIRA, Gestión Integral de Residuos de Aragón, de la DGA.


Afrontamos un 2023 lleno de incertidumbres y riesgos, especialmente en temas económicos y financieros, donde la sensación es que, cada vez más, está todo crecientemente globalizado, y también, en ocasiones, ambiciones desmedidas que provocan efectos devastadores, donde ciertamente pueden presentarse grandes oportunidades pero hay que encararlo todo con buenas dosis de prudencia y anticipación. Comentaremos próximamente perspectivas económicas y financieras, pero queremos antes dedicar unas líneas a recuerdos entrañables e imborrables a los amigos y compañeros que nos han dejado.

Ciertamente, 2022 ha sido un año difícil de olvidar con respecto a amigos y compañeros, de muy diversa orientación política, religiosa, etc., que se han ido y con los que he compartido buenos momentos de cafés, tertulia y muy diversas actividades, algunos de ellos también en ambiente de ocio, deporte y aficiones diversas. Algunos de ellos han sido no sólo célebres personalidades, sino también incluso podría decirse que hasta iconos de Aragón, como es el caso del historiador Eloy Fernández Clemente, con muchas más facetas como las de profesor universitario, escritor, periodista, político, etc., etc. Eloy, en su faceta universitaria, tuvo importantes cargos de gestión como Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, a la que dinamizó notablemente en aspectos relacionados con la Cultura.

Algunas de las muchas anécdotas y vivencias compartidas con Eloy que se me vienen a la memoria son, por ejemplo, cuando invitado por José Luis Corral, participé con Eloy en la misma mesa de conferenciantes en 2013, en unas jornadas relacionadas con el poder y la corrupción en la Historia de España en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza. Eloy se encargaba de la corrupción en España hasta la Transición y yo tomaba luego la palabra para hablar de la corrupción hasta nuestros días. El coloquio, cómo no, lo animó especialmente Eloy ante una muy nutrida audiencia.

En otra ocasión, recuerdo especialmente un café que tomamos en 2017, y en el que me dedicó muy cariñosamente su novela “El Portugués”, novela histórica que podría calificarse de historia novelada, con todo un lujo de detalles sobre el ambiente económico, empresarial, cultural, social y político de España y Portugal en el último tercio del siglo XIX. Esta novela histórica está escrita en primera persona y desfilan grandes personalidades y personajes de dicha época, como Joaquín Costa, Benito Pérez Galdós, Pablo Iglesias, Francisco Giner de los Ríos, Santiago Ramón y Cajal, así como muchos otros.

Hay una larga saga de recuerdos entrañables e imborrables de varios amigos que nos han dejado este año pasado, y algunos de ellos no por ser más anónimos merecen también mi más alta consideración y mi sempiterno agradecimiento por su amistad. Seguirán presentes con mucho cariño en nuestro recuerdo.

LO MÁS VISTO