Nuevos y magníficos escenarios naturales nos esperan hoy. Pero, desde la distancia, celebramos la fortuna de vivir cerca de esos Pirineos que sacian nuestra pasión imprescriptible por la montaña.