Un paisaje simplemente bello se despliega ante nosotros desde la cumbre del Fineilspitzen. Una inconmensurable recompensa al esfuerzo y tesón desplegados.