Curioso monolito pétreo de casi 3.000 metros de altura. Se encuentra en la ascensión al pico Taillon y es un emblema clásico del macizo de Monte Perdido.