Desde la cumbre del pico Aragüells, a 3.037 metros de altura, se aprecia en toda su intensidad la majestuosidad de las montañas que conforman el macizo de la Maladeta