Llego al collado. La vista me obsequia con un gran paisaje que refuerza el orgullo de vivir en un territorio como Aragón, un país de montañas.

LO MÁS VISTO