El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en la reunión de coordinación del Plan Municipal de Emergencias por la avenida extraordinaria del Ebro

La punta de la crecida llegará esta tarde a Zaragoza. El alcalde, Jorge Azcón, ha pedido a los ciudadanos que estén alerta y que se alejen de las zonas balizadas por los servicios de emergencia. Eso sí, ha apuntado que las últimas previsiones de la CHE son más “halagüeñas e inferiores” a las que se dieron en días atrás. “Esto nos permite ser más optimistas”, ha subrayado.

Azcón ha sostenido que muchas de las medidas de antelación que el Ayuntamiento están siendo efectivas y ha recordado los estacionamientos alternativos que se han puesto para las familias con vehículos en garajes de zonas de riesgo.

“Los servicios municipales han actuado con mucha más antelación que en el pasado y las afecciones serán mucho menores que las que fueron con riadas anteriores con mayor volumen de agua”, ha resaltado.

Las labores de prevención se centrarán en los núcleos urbanos que han sido afectados como La Alfocea, Movera y los barrios rurales.

Tercer Cinturón

Según el alcalde, la mayor incertidumbre está en si se tendrá que cortar el Tercer Cinturón.

“Tanto en la riada de 2015 como en la de 2017 fue necesario. Desde ayer hay una patrulla de la Policía Local vigilando la Z-30 en el tramo de Vadorrey. Solo se tomará si se constata que es necesario”.

Otro de los puntos donde se está actuando es en el colegio Jerónimo Zurita, en el que está entrando el agua. Azcón ha explicado que avisó al Gobierno de Aragón y se han suspendido las clases un par de días.

“La precaución tiene que ser la norma cotidiana en las próximas 36 horas. Desde que llegue el pico de la crecida estará unas 36 horas”, ha apuntado.

Las últimas previsiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro apuntan a que el volumen de agua a su paso por Zaragoza podría llegar, finalmente, a 2.100 metros cúbicos por segundo.

Se trata, en todo caso, de estimaciones que, aunque quedan algo por debajo de las manejadas hasta ayer, habrá que ir confirmando conforme avance la jornada. No obstante, técnicos de la CHE han indicado que el nivel del río podrá mantenerse alto durante las siguientes 36 o 48 horas, con una altura del agua que podría quedarse por debajo de los 6 metros.

NOTICIAS DESTACADAS