El parque Macanaz ha amanecido inundado este martes

La punta de la crecida extraordinaria llegará a lo largo de la tarde de este martes a Zaragoza una vez que ya ha superado los pueblos de la Ribera Alta sin causar inundaciones en los núcleos urbanos. El pico alcanzó este lunes su máximo en Alagón alrededor de las 22.00 horas, con una altura de 7,81 metros, y, según las previsiones de la CHE, se espera que el caudal llegue a 2.300 metros cúbicos/segundo, lo que sería inferior a la riada de 2015.

El Ayuntamiento de Zaragoza ya tomó medidas para proteger las zonas próximas a la ribera. A lo largo de este lunes se han cerrado el Parque del Agua, el Parque Deportivo Ebro, el Parque de Macanaz y la pasarela del Voluntariado. El Consistorio se ha puesto también en contacto con la residencia de mayores Vitalia, que se encuentra en una de las zonas inundables, y, aunque no será necesario su desalojo, sí necesitarán bombas de achique para retirar el agua.

Además, se ha cerrado el parking exterior de la Torre del Agua y se ha ordenado retirar los vehículos estacionados en los aparcamientos subterráneos del área de la Ciudad de la Justicia y el Palacio de Congresos. Del mismo modo, el alcalde ha advertido al Ministerio de Fomento y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) que pongan “especial previsión y cuidado” por si fuera necesario cortar la Z-40 ante el rápido aumento del caudal.

Como es habitual en estos episodios, se está actuando en la ribera del Ebro, donde se han balizado los accesos en zonas como el Parque de Macanaz, Helios, restaurante Aura, parte baja de Vadorrey o Parque de la Cruz Roja. Otro de los puntos conflictivos es la rotonda de la Z-30 a la altura de la calle Alfonso Zapater, que podría quedar cortado al tráfico a partir de mañana, por lo que se recomienda a los vecinos no circular con sus vehículos por esta zona. Además, el Ayuntamiento ha suspendido también el rastro previsto este miércoles.

Por último, el Consistorio recomienda a los vecinos sacar los vehículos de los garajes ubicados en zonas inundables para evitar daños materiales. Para ello, se han habilitado tres aparcamientos en Marques de la Cadena, Estación Norte y Azucarera, donde se han ampliado las plazas.