os paros parciales son de 12.30 a 16.30 horas

Los trabajadores de los autobuses urbanos de Zaragoza han retomado este lunes los paros parciales, que se prolongarán hasta el día 25, incluido, de 12.30 a 16.30 horas, tras el fracaso de las últimas reuniones celebradas en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) con la dirección.

El comité de huelga del autobús urbano ha denunciado que la empresa Avanza ha desplegado una “actitud de cerrazón” ante las diferentes alternativas propuestas por este comité, imposibilitando de esa manera la consecución de un acuerdo de convenio.

Por ello, han acordado la reanudación de los paros parciales que se venían desarrollando y que los trabajadores habían suspendido. El seguimiento en el primer día tras la reanudación de los paros parciales, ha arrojado unas cifras de seguimiento del 98% en conductores, 97% entre el personal del taller, 100% en el servicio de recaudación en caja y 0% en la minoritaria sección de inspectores.

La plantilla ha anunciado que, además de continuar con los paros parciales aprobados, han convocado una concentración con cacerolada de protesta, el próximo miércoles, 22 de diciembre, en la plaza del Pilar, frente al edificio de la casa consistorial.

Los trabajadores han denunciado en un comunicado que la empresa Avanza en connivencia con el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza, “incumplen reiteradamente sus propios anuncios, dejando en papel mojado el pliego de condiciones que rige la actual concesión del servicio, que ellos mismos rubricaron en el verano del año 2013”.

Prueba de ello, aseguran, es el mantenimiento en servicio de 38 autobuses urbanos que, entre mediados de septiembre y la mitad de diciembre, han cumplido su vida útil de funcionamiento, rebasando la edad máxima de 16 años que estipula el actual contrato.