Las franjas horarias de los paros se irán desplazando quince minutos | Foto: Laura Trives

Con la llegada del primer lunes de septiembre, y una afluencia de pasajeros mayor en el transporte público zaragozano por el fin de las vacaciones y el inicio del curso lectivo, la huelga de los autobuses se recrudece. Las sesiones en el SAMA entre Avanza y los trabajadores celebradas a final de este mes de agosto se saldaron sin acuerdo, por lo que se ha llegado al siguiente escenario, en el que se amplían los paros durante toda la semana y con nuevas franjas horarias.

De este modo, el lunes se producirán de 8.00 horas a 9.00, 14.00 a 15.00 y 19.00 a 20.00. El martes, se arrastra un cuarto de hora. Es decir, de 8.15 a 9.15, 14.14 a 15.15 y 19.15 a 20.15. Lo mismo ocurrirá el miércoles, de 8.30 a 9.30. 14.30 a 15.30 y 19.30 a 20.30. El jueves se regresa a las del lunes, y de nuevo el fin de semana se irán desplazando en el tiempo de la misma manera.

En las últimas negociaciones, este jueves, la empresa mantuvo la oferta presentada el 31 de julio y volvió a ser rechazada. Las demandas giraron en torno a aspectos del convenio colectivo, como el salario, la cláusula de revisión, la antigüedad, la fórmula de horas extra obligada y la reducción y registro de jornada.

Los trabajadores rechazaron pasar la parte fija del salario al 8,5% y la cláusula de revisión al 12%. Además, la empresa trasladó quitar la huelga y someterla a referéndum. La próxima reunión está prevista para este martes, 6 de septiembre, a las 10.30 horas. Este domingo, un día antes de que se recrudezcan, son ya 560 días de paros en la capital aragonesa y el conflicto, entre reuniones, parece lejos de terminar.

NOTICIAS DESTACADAS