Los operarios trabajan en la retirada de piedras sueltas

Urbanismo retira piezas sueltas de la torre sureste del Pilar e instalará un vallado perimetral

Urbanismo ha emprendido esta mañana distintas medidas de prevención y seguridad en la torre sureste de la Basílica del Pilar, la situada en la plaza junto al edificio consistorial (calle del Milagro de Calanda).

Las actuaciones, que se hacen de manera subsidiaria, al ser propietario del inmueble del Cabildo Metropolitano, han implicado la retirada de una piedra que amenazaba riesgo de caída, que sobrepasa los 20 kg de peso, y que ha quedado en depósito en la Sacristía de la Basílica, bajo la custodia del Cabildo Asimismo, se ha procedido a la revisión del resto de la cornisa de la torre, donde se ha detectado que, en su zona próxima al reloj, existen más desperfectos con posible riesgo de desprendimientos, por lo que podría retirarse alguna pieza más.

Una vez finalicen estas labores, Urbanismo procederá a instalar una vallado perimetral de seguridad. Dado que seguirá instalado durante las próximas Fiestas del Pilar, se procederá a ejecutarlo con chapa galvanizada en color beige para quedar integrado visualmente con el entorno de la plaza y restar impacto estético al mismo. Además, se reforzará su interior con medidas de seguridad para evitar actos vandálicos. Las dimensiones del mismo ya han sido comunicadas a Zaragoza Cultural para que tengan en cuenta esta circunstancia a la hora de elaborar los planes organizativos de las actividades festivas.

“No es el escenario estético ideal para un momento tan importante para la ciudad como son las Fiestas del Pilar, pero la seguridad de las personas debe ser la máxima prioridad y más aún cuando la plaza se convierte en el epicentro de toda la actividad festiva”, ha aseverado el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano, quien ha querido mandar un “mensaje de tranquilidad”, dado que “los desperfectos se deben al deterioro originado por el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas y, según las inspecciones realizas, no existe ningún riesgo en la estabilidad o estructura del monumento”.

Después de estos trabajos, habrá que ejecutar obras de consolidación y reparación de la cornisa, que también ejecutará el Ayuntamiento de Zaragoza de forma subsidiaria. Para el inicio de estas actuaciones de restauración se debe esperar a la Comisión Provincial de Patrimonio del Gobierno de Aragón que, en su próxima reunión del 29 de septiembre, tendrá que dar el visto bueno a una memoria de obras de reparación y consolidación de los desperfectos hallados en esa torre sureste.

NOTICIAS DESTACADAS