Bomberos en un incendio
El suceso ha tenido lugar este mediodía

Este mediodía se ha declarado un incendio en el número 67 de la calle Ramón Pignatelli en el zaragozano barrio de San Pablo que ya ha sido sofocado. El incendio se ha iniciado en una vivienda del primer piso y ha afectado al balcón exterior y al piso superior. No ha habido que lamentar daños personales ni se ha tenido que desalojar a nadie porque todos los ocupantes habían abandonado el inmueble a la llegada de los efectivos municipales. El inmueble, de nueve plantas, tiene un alto índice de okupación ilegal y es propiedad de una sociedad de inversión que tiene activos procedentes de bancos

El incendio ha sido aparatoso y alarmante porque el humo y el fuego salían por una de las ventanas, pero los efectivos municipales lo han controlado rápidamente. Hasta el lugar de los hechos se ha desplazado una ambulancia, un coche de mando, una autoescala y una autobomba de Bomberos, y también han acudido los servicios técnicos municipales de Inspección Urbanística y un arquitecto municipal para hacer un primer análisis de la situación.

Por el momento, el inmueble ha quedado acordonado y se está a la espera del enfriamiento y la evacuación del humo acumulado. Una vez se pueda acceder, la unidad científica de la Policía Nacional deberá proceder a analizar e investigar el origen y causa del incendio. Después de que se terminen estas labores, en los próximos días, los servicios municipales de Urbanismo ya podrán acceder a inspeccionar y analizar en profundidad los daños y decretar entonces las medias que se estimen oportunas de acción, seguridad y/o cerramiento, a tomar de manera inmediata.

Los técnicos de Urbanismo llevan desde principios de año intentando conseguir un acuerdo con la propiedad del edificio, que tiene un alto índice de okupación ilegal, para poder adquirirlo con cargo a las partidas presupuestarias del Plan Especial Zamoray-Pignatelli, con las que ya se han formalizado o comprometido la adquisición de hasta 13 propiedades de la zona.

Desde la Asociación de Vecinos Calles Dignas han hablado de la situación a través de las redes sociales. A través de ellas, han explicado que se trata de una «desgracia anunciada» que venían avisando «desde hace tres años» y que se trata de un edificio okupado. Además, insisten, «se está poniendo en peligro a los edificios colindantes».

LO MÁS VISTO