Imagen del Anillo Verde
El evento vecinal será el 23 de octubre

El domingo 23 de octubre vuelve tras la pandemia el Abrazo al Corredor Verde en su quinta edición bajo el lema “Por un corredor Verde y que llegue hasta el Ebro”. El Abrazo al Corredor Verde es un encuentro vecinal en el distrito Oliver-Valdefierro que aprovecha el trazado de la única infraestructura que atraviesa y une los tres barrios que lo componen: Valdefierro, Hispanidad y Oliver, cuyas asociaciones vecinales organizan el acto.

Partiendo a las 11.00 horas bajo el puente de la prolongación de la Avenida Gómez Laguna sobre el Canal Imperial de Aragón en Valdefierro, con el Abrazo se recorrerán los 3,4 kilómetros del Corredor hasta su final sobre la Carretera de Logroño, donde está previsto que se llegue sobre la 13.00.

El Abrazo al Corredor Verde es un evento festivo

El Abrazo Verde es un encuentro festivo y por ello habrá cabezudos, música y animación durante el paseo. Como en las cuatro ediciones anteriores, el encuentro quiere ser un espacio de visibilización de las reivindicaciones de los barrios. Cada barrio tiene sus reivindicaciones propias, pero sobre todo hay una que destaca: que el Corredor Verde que une a los diferentes barrios se complete para poder llegar hasta el Ebro.

En esta quinta edición se incorporan otros barrios por los que discurre el Corredor Verde: Casablanca y Miralbueno (que ya tuvo presencia en ediciones anteriores) y el barrio de La Almozara, al que se «quiere dar la mano», según la organización.

POTENCIAR LA BIODIVERSIDAD Y LOS ESPACIOS VERDES

«Queremos poner el foco en el aspecto medioambiental. El Corredor une espacios verdes como las riberas del Canal, el Parque de Valdefierro y el Parque Oliver… y nos gustaría que nos uniese con las riberas del Ebro y toda su riqueza ambiental. Este tipo de corredores son esenciales para mantener y mejorar nuestros barrios proporcionando espacios de disfrute (y en breve de refugio climático) que, además, respete y potencie la biodiversidad de los espacios urbanos», cuentan desde la organización.

El Corredor Verde es una infraestructura que se impulsó con motivo de la celebración de la Expo 2008, pero cuyo trazado previsto, que discurría en la trasera del Centro Comercial Augusta para conectar con el Aparcamiento Sur de la Expo (donde se ubica actualmente el Rastro de Zaragoza), quedó incompleto en el puente que cruza la Carretera de Logroño. De esta manera quedó en el resto unos cientos de metros con las antiguas traviesas de la línea de ferrocarril a Valencia que originalmente ocupaba estos terrenos y un terreno pedregoso y descuidado que impide el paso de bicicletas y dificulta incluso el paseo a pie, finalizando abruptamente por el vial de acceso de los autobuses a la estación de Delicias.

LO MÁS VISTO