La calle Ricla reabre al tráfico completamente renovada

En obras desde finales del mes de mayo, la calle Ricla ha quedado totalmente reabierta al tráfico este lunes. Lo hace tras un gran lavado de cara, después de que sus vecinos reclamaran durante años la falta de luminosidad y los problemas que ocasionaban unas aceras desfasadas. Tras la reforma integral, esta calle es ahora una vía de prioridad peatonal, sin barreras arquitectónicas, que gana espacio para los peatones e invita a pasear.

En total, el Ayuntamiento de Zaragoza ha invertido 456.000 euros. Estos se han destinado no solamente a la parte más visual, sino también a la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento en el subsuelo. Por otro lado, también se ha distribuido una nueva banda verde con arbolado y parterres con arbustos.

«El estado de la calle Ricla era lamentable. Las aceras estaban levantadas por las raíces de los árboles y estos a su vez no permitían que la iluminación de la calle fuera la adecuada. Era una calle angosta y oscura que además tenía serias deficiencias de movilidad para ser transitada en coche o peatonalmente. Ahora esta calle ha cambiado», ha explicado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, durante el acto de inauguración de la vía.

En favor de los peatones, el tráfico rodado ha perdido algo de espacio. Así, la calzada es ahora más estrecha, con una sola fila de estacionamiento regulado y la velocidad máxima permitida se limita a los 20 kilómetros por hora. El sentido de circulación se mantiene y tendrá entrada por la calle Cortés de Aragón en dirección a la calle del Doctor Cerrada.

PRÓXIMAS FINALIZACIONES DE OBRAS

De igual forma, Azcón ha aprovechado para anunciar que tras la festividad de Todos los Santos también se abrirá al tráfico de forma anticipada la segunda fase de la calle Félix Latassa. De esta forma, ya estarán en servicio dos terceras partes de la calle a falta de colocar el arbolado y el mobiliario.

«Vamos a continuar con ese proceso de aperturas de tramos de calles conforme se vayan finalizando. Vamos a ir abriendo a los vecinos para evitar los perjuicios que significa el tener una calle que está prácticamente acabada cerrada al público. Lo hicimos recientemente en Félix Latassa y en Reina Fabiola y ahora lo volveremos a repetir con esta primera», ha afirmado.

LO MÁS VISTO