Los más golosos miraban con deseo la candybar y cómo para no hacerlo pues unos deliciosos donuts rellenos, cuencos de chucherías y bombones presidían una mesa que más bien parecía la de un cumpleaños. Pero no era esto lo que se celebraba este jueves por la tarde en el Foro Romano y es que unos 200 jóvenes acudían emocionados a una fiesta privada para conocer la nueva Estrategia Joven 2030 del Ayuntamiento de Zaragoza presentada esta mañana. Allí, con la voz de su querido Quevedo y con tantos mojitos (eso sí, sin alcohol) como quisieran para calmar la sed, chavales de las diferentes casas de juventud de la ciudad y de los Piees descubrían que esta nueva estrategia venía acompañada de algo parecido a ese Minecraft que tanto les gusta.

Con esa gracia que caracteriza a los Desustanciaus (Juan Moneo y Laura Mateo), los asistentes han podido adentrarse en ese universo 3D en el que, con hasta ocho avatares diferentes, pueden recorrer las cuatro dependencias: Ocio, Cultura, Infoven (antiguo Cipaj) y Vivienda y empleo. Allí, encontrarán información de interés y además de eso obtendrán premios y bonificaciones cada vez que superen ciertos retos que se irán anunciando.

Una actuación delicada e intensa por parte de los bailarines de LaYouth ha abierto la fiesta en la que han estado presentes el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, la vicealcaldesa y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández y la concejal de Igualdad, Mujer y Juventud del Ayuntamiento de Zaragoza, María Antoñanzas.

LOS JÓVENES SON LOS PROTAGONISTAS

«Hoy es un día muy importante para la Zaragoza más joven. Presentamos la estrategia joven 2030 que pretende poner a los jóvenes en el centro. La participación de los jóvenes es la clave de esta estrategia joven que son 96 páginas de ocio, cultura y actividades. Pero sobre todo de mucha comunicación, mucha digitalización, adaptada a los tiempos de los jóvenes. Además en ese nuevo espacio virtual nos hemos acercado a ese lenguaje de las aplicaciones, de los móviles, para que puedan descubrir todo eso que se hace en su ciudad», ha reconocido María Antoñanzas.

En Zaragoza hay un total de 130.000 jóvenes entre 12 y 30 años y a todos ellos se ha dirigido el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, quien ha reconocido la labor de todos aquellos trabajadores de los servicios de juventud del Ayuntamiento de Zaragoza. Azcón ha acabado su discurso diciendo que la juventud tiene «muchas cosas buenas» pero también «una muy mala»: que se acaba.

Lo que no se ha acabado hasta un rato después ha sido la fiesta. Un buen guateque que ha servido a los jóvenes para conocerse, hacer nuevas amistades y pasar una tarde noche en la que ellos han sido los absolutos protagonistas.

NOTICIAS DESTACADAS