La UCA y la FABZ denuncian que Avanza no cumple con el contrato desde hace 631 días

La Unión de Consumidores de Aragón (UCA) solicita al Ayuntamiento de Zaragoza que rescinda el contrato de servicio de autobús urbano con Avanza debido a la “incapacidad manifiesta” de la empresa para solucionar sus conflictos internos y cumplir con los pliegos de la concesión tras 631 días de huelga.

“Nosotros no entramos en cuál de las dos partes de la empresa tiene la razón; pero esta empresa tiene la obligación de prestar un servicio a los ciudadanos de Zaragoza y no se está prestando”, ha explicado su presidente, José Ángel Oliván.

Desde la organización sostienen que “la única solución coherente” por parte del Ayuntamiento es incoar un expediente de resolución del contrato y, aunque no especifican qué medidas concretas debería tomar el Gobierno de la capital tras hacerlo, creen que convocar una nueva concesión o municipalizar el servicio son “una posibilidad”.

Con el objetivo de dar a conocer la propuesta, la UCA se ha reunido durante la mañana de este lunes con los grupos municipales de Podemos-Equo, PSOE, Ciudadanos y Zaragoza en Común, y previsiblemente lo hará con el PP y Vox a lo largo de la tarde.

De momento, la idea cuenta con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ). “No es de recibo que los habitantes de una ciudad de 700.000 habitantes estén pendientes en las paradas de ver si los autobuses les van a llevar o no, esto hay que acabarlo ya”, argumenta su presidente, Manuel Arnal.

NOTICIAS DESTACADAS