La Navidad zaragozana arranca el 2 de diciembre con el Belén y el resto de atracciones

Con la llegada del frío, de los cielos encapotados y los chocolates calientes ya hay quien siente el espíritu navideño. Y aunque oficialmente todavía quede un mes, en Zaragoza la Navidad comenzará el próximo 2 de diciembre con la apertura del Belén, del Mercadillo Navideño y, previsiblemente, con el encendido de las luces. En plena plaza del Pilar, y único en España, el Belén ultima estos días sus detalles. Este año habrá novedades que no se pueden desvelar, pero será un Belén muy verde.

Siguiendo la forma del Manto de la Virgen del Pilar, como ya se hizo el año pasado, el Belén tiene 1.000 metros de extensión y cuenta con 120 árboles, 225 plantas pequeñas y arbustos y 200 flores entre pensamientos, antirinos y jazanias. Esto hace que «al valor cultural que tiene se le añada también otro paisajístico», en palabras de la concejal de Movilidad y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca.

En cuanto a las figuras que cada año conforman el Belén son 100, entre 60 y 70 de personajes y las restantes de animales. La semana que viene será cuando se incorporen al Belén tras los últimos retoques al suelo, la hierba, el molinillo y el puente. «Una parte muy importante del Belén y que venimos fomentando es la economía circular reutilizando todas las plantas y todos los árboles que se utilizan para este montaje», ha puntualizado Chueca.

301.000 personas pasaron por el Belén el año pasado en una Navidad todavía marcada por la pandemia. Este año, y con algo más de normalidad, se pretende superar esa cifra, pues Zaragoza se convierte cada Navidad en un reclamo turístico. «Este Belén es único en España por su extensión y no solamente lo disfrutamos y recorremos los zaragozanos sino que cada año más gente viene a verlo desde otros lugares«, ha reconocido la vicealcaldesa y concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández.

Este año no se instalará en la plaza del Pilar la gran bola luminosa pues el mercadillo navideño «tendrá más atracciones que el año pasado y ocupará todo el espacio», ha asegurado Fernández. Lo que sí que estará será la pista de patinaje, la casa de Papá Noel, el carrusel y el árbol de detrás de la plaza del Pilar y el resto de atracciones que harán brillar Zaragoza una Navidad más.

NOTICIAS DESTACADAS