Estadio de La Romareda
El voto de Podemos sobre La Romareda sigue siendo una incognita

El portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha señalado que, a menos de 24 horas para modificar la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) sobre La Romareda, sigue negociando con el equipo de gobierno para decidir si vota o no a favor. “Queremos un acuerdo y votar sí, pero el gobierno no nos lo está poniendo nada fácil”, ha apuntado Rivarés, después de indicar que este domingo se rompieron las negociaciones y que esta misma mañana se han vuelto a retomar.

Por el momento, solamente hay acuerdo sobre la compatibilización de las obras con el desarrollo de las competiciones. Sin embargo, todavía faltan avances en torno a otras dos cuestiones que para Podemos son fundamentales.

En primer lugar, que Zaragoza participe en los beneficios derivados de la explotación del campo. Si no lo hiciera, la ciudad estaría renunciando a entre el 30 y el 40% del beneficio del estadio -de 3 a 6 millones anuales-, una cifra suficiente para financiar la Ciudad del Deporte. “Esto en la práctica significaría condenar al proyecto, pues la única vía de hacerlo posible es la explotación del campo”, ha subrayado Rivarés.

De esta manera, Azcón estaría dejando sin financiación el nuevo velódromo, la pista cubierta de atletismo de 200 metros, un pabellón para la gimnasia, el estadio de media capacidad, un rocódromo homologado, el Centro Deportivo Municipal de Barrios del Sur, los pabellones de Miralbueno y Barrio Jesús, una piscina olímpica cubierta, un circuito de cross, una pista olímpica de BMX, la nueva Casa de las Federaciones, el Centro Aragonés de Medicina del Deporte, los espacios para innovación y empresa en I+D+i deportivo o la residencia de deportistas. “Un desprecio a todo el deporte zaragozano: al de élite, al amateur, al de formación y al femenino”, ha añadido.

El portavoz municipal de la formación morada ha recalcado también que se opondrá a cualquier privatización del campo de fútbol y ha exigido garantías suficientes sobre la propiedad pública de La Romareda. “Parece obvio que nadie puede esperar una privatización de un equipamiento público, menos de esta relevancia, con la complicidad o el apoyo de Podemos”, ha declarado Rivarés, quien ha recordado que el propio consejero Serrano dijo que el estadio sería “siempre municipal”.

De la misma manera, en aras al acuerdo, Podemos ha aceptado algunas de las cuestiones planteadas por el equipo de gobierno, como que el proyecto urbanístico del río Huerva se financie con la venta del terciario restante de La Romareda.

“Tenemos la mano tendida al gobierno para llegar a un acuerdo hasta el mismo momento de la votación, pero todo lo que sea renunciar a financiar la ciudad del deporte con lo que creemos que le corresponde a Zaragoza por la construcción del campo o favorecer la privatización de La Romareda contará con el voto en contra de Podemos en esta votación”, ha concluido Rivarés, quien ha asegurado que, pensando en el beneficio para todo el deporte y toda la ciudad, no se podría hacer otra cosa.

LO MÁS VISTO