Autobús urbano
La larga huelga ha provocado la caída de valoración del servicio de autobús urbano

Avanza y el comité de empresa han firmado esta pasada noche de lunes un preacuerdo que permitiría renovar el convenio laboral para el periodo 2020-2023. Todo ello tras toda una jornada de negociación en el SAMA, en la que las partes han cerrado un pacto que se someterá en los próximos días a votación por parte de los trabajadores. Hasta ese momento la huelga en el servicio ha quedado desconvocada y el bus urbano recupera sus frecuencias habituales.

Con este preacuerdo, la empresa se comprometería a una reducción de jornada de dos días, una en 2023 y otra en 2024. La cláusula de revisión sube al 75% de la suma de los IPC garantizando siempre el 12% de mínimo. La comisión de cuadros de descansos con 7 días entre descanso, con revisión de los servicios y relevos. También se estudiara el registro de jornada.

Por otro lado, los ambulantes desplazables se reducen a 40, con descansos desplazables y los fines de semana con prima cobrarán el desplazamiento del primer descanso. La prima del seguro de accidentes se recupera en 36.000 euros. Y, por último, se acepta la amnistía laboral, quedando todos los trabajadores limpios de expedientes, excepto el despido que está ya en el juzgado.

POSICIÓN DE LAS PARTES IMPLICADAS EN EL CONFLICTO

Todos los integrantes del Comité de Huelga aceptaron la propuesta excepto los miembros de CUT, que no la aceptaron y no firmaron el preacuerdo para ser votado por la plantilla. Según el calendario, el día 12 de diciembre habrá asamblea y el día 13 se votara el referéndum. En este sentido, se suspenden los paros hasta que la plantilla vote, es decir, hasta el 14 de diciembre. Sin embargo, tal y como ya apuntaba este lunes el presidente del comité de empresa, José Manuel Montañés, si el resultado de la votación es sí a la propuesta «se desconvocarán los paros», pero si la plantilla no acepta el preacuerdo «los paros continuarán».

Por su parte, desde la empresa confían en que, con el refrendo de la plantilla, se podría poner fin al proceso de negociación abierto en 2020, tras expirar el anterior convenio colectivo el 31 de diciembre de 2019. Según el director de Avanza Zaragoza, Guillermo Ríos, “la responsabilidad de las partes era llegar hoy a un acuerdo y ese objetivo se ha logrado. Ambas hemos tenido que ceder en alguno de nuestros planteamientos para conseguirlo».

LO MÁS VISTO