Cartel de Zona de Bajas Emisiones

El Grupo Municipal Socialista solicitará, a través de una moción en el próximo pleno, la elaboración de “manera inmediata”, de una ordenanza para regular la zona de bajas emisiones para definir su extensión y su régimen de funcionamiento, así como el tipo de vehículos a los que va destinada.

La portavoz del Grupo Municipal del PSOE, Lola Ranera, ha denunciado la “nula gestión” del Ayuntamiento de Zaragoza en esta cuestión. Ha recordado que el pasado 22 de mayo de 2021 entró en vigor la ley de cambio climático y transición ecológica que establecía la obligación de que a fecha de 1 de enero de 2023 las ciudades de más de 50.000 habitantes dispusieran de una zona de bajas emisiones.

“Pero el Ayuntamiento de Zaragoza está realizando un ejercicio de escapismo y se ha negado a avanzar en esta materia. Sin embargo, otras muchas ciudades han ido elaborando planes de inversiones y ordenanzas para estar preparados”, ha señalado la edil socialista.

Otras ciudades, como Madrid, Sevilla o Valencia, entre otras, han avanzado y se han puesto a trabajar en esta materia, ha explicado Ranera.

“Es incomprensible que Zaragoza no haya hecho ningún avance significativo en esta materia. Además, hemos conocido que el Gobierno se escuda y vincula el futuro del control y la regulación a la licitación del aparcamiento regulado”, ha añadido.

LOS SOCIALISTAS PEDIRÁN DEFINIR ZONAS BAJAS EMISIONES

En la moción, los socialistas pedirán también definir zonas de bajas emisiones, de manera variable, en función de los episodios de contaminación que se den en la ciudad de Zaragoza o de otras necesidades que puedan surgir.

“Además, tenemos que recordar que muchas de las subvenciones que vienen de Europa están condicionadas a que se ponga en marcha una zona de bajas emisiones”, ha manifestado. Ranera ha criticado de nuevo la “incapacidad” del Gobierno y su “insensibilidad” para acometer la zona de bajas emisiones.

“La prioridad de la consejera es estar vigilando a los operarios cómo plantan árboles en los alcorques en lugar de pensar en el futuro de la ciudad. Aunque lo que nos tememos es que la zona de baja emisiones es una de las numerosas líneas rojas que ha impuesto Vox para poder aprobar los presupuestos”, ha señalado la edil.

LO MÁS VISTO