Natalia Chueca
Natalia Chueca concejal de Servicios Públicos y Movilidad, aspira a recuperar las cifras de 2019.

Satisfacción y alegría a partes iguales entre los usuarios que este miércoles han conocido la noticia de que la huelga del bus urbano en Zaragoza parece haber llegado a su fin. Unas sensaciones similares a las que han mostrado tanto desde el Ayuntamiento de Zaragoza como desde la propia empresa Avanza. Ambas coinciden en que se trata de un «muy bien día» para el transporte público de la ciudad, pero sobre todo para la ciudadanía.

Precisamente, lo es también para lo que podría ser un inicio de la recuperación de los usuarios de este servicio que se había visto mermado en los últimos años. Y es que, más allá de la caída de las cifras por la pandemia, el conflicto del bus urbano con su consiguiente trastorno de las frecuencias y tiempos de paso, había provocado que muchos zaragozanos evitasen coger el autobús.

En este sentido, la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha querido agradecer la paciencia de todos los zaragozanos y usuarios que durante estos meses han sufrido la huelga. «Lo que vamos a hacer ahora es trabajar es para recuperar las cifras que teníamos en 2019. Es un objetivo ambicioso, porque se han cambiado muchos hábitos y los usuarios del bus y tranvía han descubierto que caminar por la ciudad, por ejemplo, es cada vez más agradable. También han aumentado los usos del patinete o la bicicleta y hay mucha gente que antes lo utilizada y ahora hacen teletrabajo», ha apuntado.

Hasta ahora, los datos que se conocen es que las cifras de recuperación de usuarios respecto a 2019 se sitúan en un 85% o 90% en el tranvía, mientras que en el autobús son de un 80%. Una diferencia que, ha insistido Chueca, «pensamos que es atribuible a la inestabilidad que ha dado la huelga, al no tener las frecuencias estándares».

NUEVO CONVENIO COLECTIVO DEL BUS

El preacuerdo en el SAMA, respaldado por la mayor parte de la plantilla, llevará en las próximas semanas a una firma definitiva del nuevo convenio colectivo. Este, tal y como ha recordado el director de Avanza Zaragoza, Guillermo Ríos, será asumido íntegramente por la compañía.

Sin embargo, todavía no ha sabido concretar de qué magnitud será la diferencia que deberá asumir la empresa concesionaria. «Nosotros consideramos que podemos asumir ese incremento de masas salariales sin poner en riesgo la viabilidad del servicio. Tendremos que ir viendo en función de cómo evolucione el IPC en cuánto se traduce la subida. No hay una cifra cerrada. Lo que sí sabemos es que es una buena fórmula para los trabajadores, pero también para nosotros, porque nos permite asumirla», ha concluido Ríos.

LO MÁS VISTO