Así será la avenida Navarra una vez finalicen las obras
Así será la avenida Navarra una vez finalicen las obras

Las obras de la segunda fase de la avenida de Navarra comenzarán a lo largo de 2023. Así lo ha anunciado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, que ha destacado que desde el Ayuntamiento ya se han reunido con las juntas de distrito y vecinos para acabar de perfilar el proyecto, que estará concluido durante el primer trimestre

El nuevo tramo de reforma, que irá desde paseo de Calanda hasta la calle de Rioja, se transformará en un gran paseo arbolado con dos carriles por sentido y carril bici. Además, se elevará la cota de los cruces transversales para mejorar la seguridad vial y habrá una zona verde especial en el entorno del Centro Cívico.

“Esta zona es una parte neurálgica y están proyectando una zona verde especial, que se realice con mucho cariño y que sea un espacio de confort y cariño para los vecinos”, ha sostenido.

Las nuevas obras supondrán una inversión de más de 4,5 millones de euros y su diseño consolidará la transformación de la calle en un paseo arbolado.

El alcalde ha detallado que la consejera Patricia Cavero, con técnicos de Infraestructuras y Ecociudad Zaragoza, se ha reunido esta misma semana con representantes de las Juntas de Distrito y las asociaciones de vecinos para exponerles el proyecto y recoger sus aportaciones.

Del diseño definitivo dependerá el presupuesto final y el plazo de ejecución, que se prolongará previsiblemente durante un año.

AMPLIAS ACERAS CON ARBOLADO

La segunda fase de la avenida de Navarra tendrá amplias aceras con arbolado, zonas de descanso con bancos, fuentes, espacios de encuentro vecinal y jardines con plantas arbustivas, dando continuidad a la obra que está ejecutando en estos momentos la sociedad municipal Ecociudad entre la avenida Madrid y paseo de Calanda.

La calzada se organizará con dos carriles por sentido y un carril bici central para crear un eje ciclista a lo largo de toda la avenida, que además conectará con los ramales del paseo Calanda y la calle Rioja.

Como novedad, los cruces con las calles transversales serán en plataforma única para mejorar la seguridad vial y dar prioridad al itinerario peatonal. Para ello se elevará un tramo de las calzadas perpendiculares obligando a los vehículos a reducir la velocidad.

LO MÁS VISTO