Señal de Zona de Bajas Emisiones
Señal de Zona de Bajas Emisiones recién instalada en el Coso, junto al Tribunal Superior de Justicia de Aragón

Zaragoza ha aprobado una Zona de Baja Emisiones provisional. A partir del 1 de enero de 2023 quedará restringido el acceso a los vehículos más contaminantes al Casco Histórico. Concretamente a la zona interior de paseo de Echegaray y Caballero, San Vicente de Paúl, Coso, Conde Aranda y Mayoral. De momento, no se contemplan multas por lo que el conductor tendrá la última palabra. Hasta que la ordenanza definitiva no esté preparada, la Policía Local solo informará a los conductores y se colocará la señalética en todas las calles indicadas.

La norma permitirá acceder por esas zonas a vehículos con pegatina ambiental B, C, ECO y CERO, ciclomotores, bicicletas y vehículos de movilidad personal.

El Gobierno de Zaragoza, según ha explicado la responsable de Movilidad, Natalia Chueca, tiene ahora un plazo de 18 meses para tener la ordenanza preparada y cumplir así la normativa aprobada ayer por el Gobierno central.

“Ha habido una pésima gestión por parte del Gobierno de España, que podía haber gestionado esto de una forma más sosegada para que los distintos Consistorios tuvieran más plazos y no se creara la inseguridad jurídica y la falta de información que hemos sufrido la mayoría de los ayuntamientos”, ha lamentado.

CHUECA DESTACA QUE EL AYUNTAMIENTO CUMPLE LA LEY DE CAMBIO CLIMÁTICO Y TRANSICIÓN

La responsable municipal de Movilidad, Natalia Chueca, critica la incertidumbre generada por el Gobierno de España a los ayuntamientos por la Zona de Bajas Emisiones

En rueda de prensa, Chueca ha destacado que el Ayuntamiento cumple con esta medida, aprobada en un Gobierno extraordinario, la Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición, que obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes a establecer en su casco urbano estas áreas de acceso restringido a determinados vehículos.

La responsable de Movilidad ha explicado que se trata de una primera fase de intervención con la que el Ayuntamiento de Zaragoza cumple un triple objetivo: ajustarse a la normativa nacional que obliga a crear estas zonas de acceso restringido a vehículos, evitar la pérdida de fondos económicos europeos vinculados a la reducción de emisiones a la atmósfera, y concienciar a los ciudadanos de forma gradual para que sepan quiénes pueden acceder y quienes tienen el paso restringido.

“La entrada en funcionamiento de la zona de bajas emisiones no supondrá en ningún momento la aplicación de sanciones al ciudadano, sino que tendrá un marcado carácter didáctico y se trabajará en la concienciación progresiva hasta la aprobación de una nueva ordenanza municipal”, ha subrayado Chueca.

De momento, en esta primera fase, la superficie quedará delimitada mediante señalización vertical y horizontal, que ya ha sido instalada en las últimas horas por el Servicio de Movilidad Urbana conforme a la señalización establecida en la Instrucción MOV 3/21 de la Dirección General de Tráfico.

¿QUÉ VEHÍCULOS PUEDEN ACCEDER?

Según establece la Ley, la peculiaridad de las zonas de bajas emisiones es que solamente podrán circular y estacionar en ella los vehículos autorizados por el Ayuntamiento de Zaragoza. El Gobierno de Zaragoza permitirá el acceso a vehículos con etiqueta ambiental B, C, ECO y CERO; ciclomotores, bicicletas y vehículos de movilidad personal.

También a vehículos asociados a propietarios, arrendatarios de viviendas, garajes, locales comerciales; a repartidores de mercancías, montadores, de mudanzas, de obras, nupciales y funerarios; vehículos sanitarios, de emergencias, cuerpos de seguridad y servicios públicos; así como a aquellos coches oficiales y que accedan a zonas de estacionamientos de hoteles, hostales, hospitales y aparcamientos públicos o privados en régimen de rotación; y a todos aquellos autorizados por el ayuntamiento.

Hasta la aprobación de la ordenanza y la colocación de los nuevos sistemas de control de acceso, estacionamiento y vigilancia en la zona de bajas emisiones, esta labor la realizará la Policía Local de Zaragoza, aunque no se aplicarán sanciones en esta primera fase.

Se garantiza así un periodo de transitoriedad para una adecuada adaptación ciudadana, en la que no se sancionará a los conductores que incumplan la señalización, pero sí se les advertirá. De igual modo, el Ayuntamiento pondrá en marcha campañas informativas que expliquen el alcance de la norma aprobada por el Gobierno de España, así como de la nueva Zona de Bajas Emisiones provisional.

LO MÁS VISTO