El club prevé ingresar un millón de euros por la venta del "naming" del estadio

Cuatro años de obras, alcanzar los 30.000 socios, con unas 5.000 entradas vendidas por partido y un coste de 139 millones de euros. Estas son las principales conclusiones del informe económico para la nueva Romareda presentado por el Real Zaragoza en las alegaciones a la modificación del PGOU, que contempla un escenario en el que el club se haría cargo del 20% del coste y acudiría a fondos de inversión para sufragar el resto de la obra.

En concreto, el informe, firmado por la consultora IDOM, admite que es “muy difícil” que la entidad blanquilla, en su situación actual, pueda acceder a financiación bancaria tradicional, por lo que deberá contar con esos fondos de inversión, que podrían solicitar un retorno del 10% de la inversión. De ahí radica la importancia que tiene, según el club, la ampliación de la adjudicación a 75 años. “El mayor plazo permite responder mejor ante posibles escenarios más pesimistas que el escenario base. Se ha visto que siempre que empeoran las hipótesis, en el caso de 75 años se mantiene una rentabilidad cercana o superior al 5% mientras que en el caso de 40 años siempre baja del 2% e incluso en algún caso se queda por debajo del 1%, lo que pone en peligro el proyecto”, reza el documento.

De esos 139 millones de euros, 120 irían a la construcción propia del estadio y 19 para los 22.500 metros cuadrados de usos comerciales, cuyas obras comenzarían en el tercer año de trabajos. Así, calculan que el gasto se dividiría entre los cuatro años, siendo los dos primeros de 30 millones cada uno y de unos 40 en el tercero y cuarto. También se cifra en 500.000 euros/año el canon municipal por las zonas de usos terciarios.

INGRESOS

Por otro lado, el estudio también detalla los posibles ingresos que supondría la explotación del nuevo estadio, cuya máxima capacidad se alcanzaría a los cinco años, y que ascenderían a 14,7 millones, una cifra similar a los cálculos del Ayuntamiento. De esta forma, el club estima alcanzar los 30.000 socios y pasar de una media de 168 euros/abono a 250 euros. Se incluyen, además, mil plazas VIP, por las que actualmente no se ingresa nada, con un ingreso de 2.500 euros anuales, y la venta de 5.000 entradas a un precio medio de 45 euros.

Igualmente, el club contempla otros posibles ingresos como un tour por el estadio o un museo propio, ambos a cinco euros/visita, así como la venta del “naming” a razón de un millón de euros anuales, el alquiler de espacios para eventos, cuatro macroeventos (conciertos y similares) cada año y las zonas terciarias.

LO MÁS VISTO