Foto de Google Maps de la Calle Belchite de Zaragoza
Con un presupuesto base de 604.415 euros, esta actuación forma parte de la segunda Operación Calles. Foto: Google Maps

Zaragoza ha aprobado sacar a licitación las obras de reforma integral de la calle Belchite, en el barrio de Montemolín. Con un presupuesto base de 604.415 euros, esta actuación forma parte de la segunda Operación Calles puesta en marcha por el Ayuntamiento de Zaragoza a través del área de Infraestructuras.

Esta reforma, cuya licitación se aprobó la pasada semana, permitirá remodelar integralmente todo el tramo comprendido entre Miguel Servet y Camino de Fillas para hacer de él un espacio más amable, con aceras más amplias, sin barreras arquitectónicas y menos tráfico. Para ello se creará una calle de plataforma única de prioridad peatonal, con aceras al mismo nivel que la calzada y una banda de aparcamiento, siguiendo el modelo de otras calles ya reformadas con características parecidas como Ricla o Predicadores.

La calzada tendrá, además, un trazado ligeramente sinuoso para obligar a los vehículos a circular a menor velocidad, tal y como se está ejecutando en la propia Predicadores o en Félix Latassa. Para crear esta configuración la banda de aparcamiento se alternará a uno lado y otro. Se colocará, así mismo, señalización podotáctil a lo largo de toda la vía y en los cruces para ayudar a orientarse a las personas con dificultades de visión.

MAYOR CALIDAD AMBIENTAL

La consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha explicado que el nuevo diseño no sólo ayudará a mejorar la seguridad de los peatones y garantizará la accesibilidad, sino que dotará también a la calle de mayor calidad ambiental. Habrá menos tráfico y la circulación será más lenta, reduciendo las emisiones y el ruido, y se plantarán árboles de porte medio en una calle que ahora no tiene ningún elemento vegetal.

La actuación supondrá una inversión de 604.415 euros y conllevará también la renovación de todos los servicios públicos del subsuelo: se sustituirán las tuberías de abastecimiento de agua y saneamiento y se mejorará el alumbrado. Habrá más puntos de luz y con tecnología led y las farolas se eliminarán de las fachadas, donde ahora provocan luz intrusa en las viviendas. En su lugar se colocarán 13 columnas de cinco metros de altura sobre las aceras, con especial atención a la iluminación de las zonas de paso para peatones.

En total se reformarán más de 1.900 metros cuadrados de superficie a lo largo de 180 metros de calle. Una vez publicados los pliegos en la plataforma de contratación, las empresas interesadas dispondrán de 20 días para presentar sus ofertas. La reforma integral de la calle Belchite tendrá un plazo de ejecución de seis meses a partir de la adjudicación de la obra.

LO MÁS VISTO