La cabalgata de los Reyes Magos inunda de ilusión y alegría las calles de Zaragoza

La niebla y el frío no han sido suficiente impedimento para que los Reyes Magos hayan dejado algo de magia e ilusión en las calles de Zaragoza. Si bien su llegada a La Romareda se ha hecho esperar y no ha podido ser finalmente en helicóptero, Melchor, Gaspar y Baltasar no han faltado a su cita con los miles de niños y familias que aguardaban en el estadio.

Allí, entre mantas, bufandas y una buena animación, más de 9.000 zaragozanos han coreado sus nombres y han entregado algunas cartas de última hora. Algo para lo que han contado con la inestimable ayuda de sus pajes reales.

El campo de fútbol, eso sí, solo ha sido solo la primera parada de esta tarde noche tan mágica. «Estamos muy contentos de estar en una de las ciudades más bonitas de España, sobre todo por las sonrisas de todos los niños y niñas que habéis venido a vernos», ha dicho Melchor antes de continuar su camino hacia la cabalgata que ha recorrido las calles del centro de la capital aragonesa.

Desde las 15 horas una larga fila de familias esperaba a los Reyes Magos en La Romareda | Foto: Laura Trives

DESFILE POR EL CENTRO DE ZARAGOZA

Encabezado por la estrella de Oriente, el desfile que ha salido del colegio Joaquín Costa ha dejado a su paso sonrisas y mensajes llenos de emoción para todos los presentes. Junto a las carrozas no han faltado personajes de película como Darth Vader o juegos de magia y fantasía con luces y sonido.

Los últimos en llegar han sido precisamente ellos, los Reyes Magos. Acompañados de una veintena de niños y niñas elegidos por sorteo han saludado y repartido regalos entre todos los que han recorrido la ciudad para verles.

Adoración de los Reyes en el Belén. Foto: Laura Trives

Y para terminar, a su llegada a la plaza del Pilar, toda su comitiva ha hecho su tradicional adoración en el Belén y han lanzado un mensaje desde el balcón del Ayuntamiento. Una última parada multitudinaria antes de que, mientras todos duermen, Melchor, Gaspar y Baltasar saquen a relucir su magia.

LO MÁS VISTO