Alcorque vacío
Uno de los alcorques vacíos en el barrio de Torrero

Casi un centenar de personas se reunieron este miércoles en asamblea en los locales de la asociación vecinal Torrero-Venecia con el objetivo de analizar el plan municipal por el que Ayuntamiento de Zaragoza está «tapando con cemento» decenas de alcorques del barrio y de la ciudad. Lo hicieron convocados por las entidades AV Venecia-Montes de Torrero, AV La Paz, AC El Cantero, ANSAR, Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra y Equipo Mandrágora. Con esta reunión se buscaba también estudiar acciones para revertir esta medida, que contempla «la destrucción de 750 alcorques en toda la ciudad».

La asamblea condenó esta actuación «unilateral, intempestiva y absurda» y emplazó a la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, a que paralizase de inmediato las actuaciones previstas. Así mismo, se ha exigido la retirada del cemento de los alcorques del barrio de Torrero con objeto de reponer de árboles los mismos.

De igual forma, también se va a llevar a cabo un proceso de movilizaciones. Las primeras, tendrán como objetivo hacer saber a Chueca las reivindicaciones de la asamblea vecinal. Posteriormente, si no son atentidas, se pasará a una situación de extensión del conflicto buscando movilizaciones de mayor calado.

DESENCUENTROS CON EL GOBIERNO MUNICIPAL

Todo este proceso viene enmarcado dentro de una escalada de desencuentros de las asociaciones y vecinos del barrio con el equipo de gobierno municipal. Desde la prohibición de las hogueras del solsticio de verano, pasando por «la imposición de un supuesto jardín japonés» y ahora «los alcorques cementados», las actuaciones del equipo de gobierno del alcalde Jorge Azcón, y más concretamente de la concejal, son percibidas en Torrero-La Paz como «imposiciones contrarias al deseo de los vecinos y vecinas», con una ausencia «total y absoluta» de escucha y diálogo.

Otro ejemplo de ello, aseguran desde el tejido vecinal, son los nueve meses de silencio ante la petición de reunión cursada por las asociaciones vecinales del barrio a la concejal Natalia Chueca.

LO MÁS VISTO