El Consistorio planea ya la próxima convocatoria de esta ayuda

El Ayuntamiento de Zaragoza ha concedido en 2022 un total de 651 ayudas de alquiler para los jóvenes frente a las 481 del año anterior, gracias al incremento de la partida presupuestaria dotada con 1.052.950 euros. El Gobierno municipal en los dos últimos años ha triplicado el presupuesto de esta convocatoria para atender el mayor número de solicitudes, pasando de los 350.000 euros de 2020 a más de un millón de euros en 2022. En 2021 la cuantía fue de 781.531 euros.

Gracias a este incremento, el número de beneficiados también ha aumentado: si en 2020 se concedieron 270 ayudas al alquiler, en 2021 se duplicaron hasta alcanzar las 481, un aumento que se ha registrado también este 2022 con 651 ayudas aprobadas por valor de 940.497 euros.

La concejal de Juventud, María Antoñanzas, ha explicado que «este esfuerzo presupuestario responde a la voluntad del Gobierno municipal de fomentar la emancipación de los jóvenes, un paso vital que cada vez retrasan más ante las dificultades socioeconómicas y laborales que encuentran». Así lo confirman los datos del Observatorio de Emancipación de los Jóvenes relativos al último trimestre de 2021, que indican que apenas un 15 % de los jóvenes españoles han salido de casa de sus padres. Esto significa que solo un 1,5 jóvenes de cada diez residen en un hogar independiente, “la tasa de emancipación más baja de este siglo”.

Desde el Ayuntamiento han anunciado que reforzarán esta partida en el próximo presupuesto para llegar a más jóvenes. “Pronto anunciaremos la nueva convocatoria para facilitar la emancipación de los jóvenes, queremos seguir trabajando en esta línea”, ha comentado.

CONDICIONES PARA SU OBTENCIÓN

Para facilitar la tramitación y beneficiar a más jóvenes, Antoñanzas ha explicado que, además de incrementar el presupuesto, se introdujeron mejoras en la convocatoria. En primer lugar, se establecieron tres tipos de ayudas de pago único en función de los ingresos, y se amplió el límite exigido para poder optar a las subvenciones hasta los 1.592,31 euros, es decir 2,75 el IPREM. Además, se aumentó el coste mensual del alquiler, pasando de los 550 euros del año anterior a 650 euros o a 325 si se comparte la vivienda, algo muy habitual entre los jóvenes, ante el incremento generalizado de los precios. Las ayudas se hacen en un pago único, y, en función de los ingresos justificados, puede ser de 2.000 euros la máxima, 1.500 euros y 1.000 euros.

Para optar a la subvención, los jóvenes tienen que tener entre 18 y 30 años; no poseer una vivienda en propiedad; tener un contrato de alquiler que no supere los 650 euros; estar empadronado en Zaragoza; y unos ingresos mensuales que oscilen entre 537 euros y 1.592,31 euros.

La última convocatoria se adaptó también a la realidad de los jóvenes, muchos de los cuales comparten vivienda ante la dificultad de asumir el coste económico por sí solos. Esta situación justifica, en palabras de Antoñanzas, la importancia del acceso a la vivienda en las políticas de juventud que se impulsan desde el Ayuntamiento.

LO MÁS VISTO