Colegio Jesús y María
El antiguo centro educativo lleva casi treinta años sin uso

Los vecinos del distrito Centro y más concretamente del entorno de la puerta del Carmen podrían ver atendida más pronto que tarde una de sus grandes demandas históricas. Los suelos del antiguo Colegio Jesús y María ubicado entre la avenida Goya y la calle Cortés de Aragón podrían tener finalmente un nuevo uso tras casi 30 años de vacío urbano. El próximo jueves los grupos municipales podrían tomar en consideración una propuesta por la que este espacio albergaría 160 viviendas privadas y un centro cívico.

Los suelos del antiguo centro educativo ocupan una superficie de 8.952 metros cuadrados. La idea es que, con este expediente, se modifique el Plan General de Ordenación Urbana y la edificabilidad residencial sea de 28.891 metros cuadrados. Las viviendas tendrían una única parcela de 3.370 metros cuadrados y se cederían al municipio los 5.581 metros cuadrados restantes.

«A cambio de esta modificación la ciudad va a obtener la construcción de un equipamiento público. Estará valorado en seis millones de euros y servirá para que, por fin, los vecinos del barrio tengan el centro cívico que durante tantos y tantos años nos vienen reclamando«, ha explicado el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano.

El concejal Víctor Serrano ha comunicado la noticia a los vecinos del distrito este lunes

Desde hace meses el Ayuntamiento de Zaragoza se encontraba inmerso en la negociación de esta propuesta. Ahora, según ha apuntado Serrano, se mejora considerablemente al rebajar en 50 viviendas la idea inicial. La decisión para aceptar el expediente se tomará en el seno de la próxima comisión de Urbanismo que tendrá lugar el 19 de enero. Tras esto, deberá pasar por el pleno. Se prevé que, si todo sale adelante, la modificación pueda realizarse a más tardar en abril.

PRÓXIMA COMISIÓN DE URBANISMO

Otro de los temas más esperados por toda la ciudadanía es cómo sigue el proceso para la construcción de una nueva Romareda. Las alegaciones presentadas por el Real Zaragoza y el Gobierno de Aragón han hecho a muchos pensar que los plazos podrían extenderse. Sin embargo, Serrano ya avisó en su momento que, en caso de aceptarse la alegación del club, «apenas supondría un retraso de unos 15 días».

Por ahora, lo que sí ha comunicado el concejal de Urbanismo es que el expediente relativo al nuevo campo de fútbol no se llevará a la comisión que tendrá lugar esta semana. «Estamos esperando a que los técnicos municipales completen toda la información necesaria para contestar a esa alegación. La trascendencia que tiene para la ciudad esta oportunidad de inversión hace que en cuanto todos estos trabajos estén completos se lleven a una comisión, que preveo será extraordinaria, para poder ganar tiempo», ha concluido.

LO MÁS VISTO