El Jardín Japonés del Parque Grande se ha transformado en una zona de esparcimiento canina
El Jardín Japonés del Parque Grande se ha transformado en una zona de esparcimiento canina. Foto: Laura Trives.

La asociación Cultural Aragón-Japón ha denunciado públicamente que el espacio donde realizan todas sus celebraciones más tradicionales, el jardín de cerezos del Parque Grande, se ha convertido en los últimos meses en una zona de esparcimiento para perros, llena de excrementos, por la que es imposible pasear o realizar cualquier tipo de actividad.Desde esta entidad han lamentado que al encontrarse el terreno vallado y poco accesible, la tradicional fiesta japonesa del cerezo en flor de este año corre peligro y está a punto de suspenderse.

Este evento, llamado Hanami, que se celebra cada mes de abril en el Parque Grande José Antonio Labordeta de Zaragoza, puede tener los días contados en la capital aragonesa tras la falta de acondicionamiento del emplazamiento.

La presidenta de la Asociación Cultural Aragón-Japón, Kumiko Fujimura, ha asegurado sentirse “indignada” por lo que considera una “absoluta falta de respeto a su cultura, a sus gentes y a las tradiciones del país Nipón”. Ante esta situación, ha colgado un video en una reda social para mostrar su malestar.

Fujimura ha destacado que la fiesta del cerezo es unos de los acontecimientos más populares en Japón y que ese día es costumbre reunirse con amigos, familiares o compañeros de trabajo, para celebrar un picnic mientras contemplan los cerezos en flor.

Ese día en el jardín de cerezos del Parque Grande de Zaragoza se recitan haikus, hay exhibiciones de artes marciales, danzas en kimono, clases de japonés y muestras de origami.

EL AYUNTAMIENTO TIENE UN PROYECTO PARA HACER UN JARDÍN JAPONÉS EN MEJORES CONDICIONES

El Jardín Japonés del Parque Grande se ha transformado en una zona de esparcimiento canina. Foto: Laura Trives.

La primera plantación de árboles de cerezo fueron hechas en lo que se denominó Futuro Jardín Japonés el 27 de abril de 2015 y asistieron al acto el embajador de Japón, Keiichiro Morishita, y el director de la Fundación Japón, Shoji Yoshida. Esta zona se encuentra en el paseo de los Bearneses, detrás del monumento de la exposición hispano-francesa, junto a la terraza de Las Ocas.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza han confirmado que representantes del Servicio de Parques y Jardines se reunirán la semana que viene con miembros de la Asociación Cultural Aragón-Japón para tratar este problema y abordar posibles soluciones, que podrían estar centradas en buscar un nuevo emplazamiento.

Tras asegurar que no se ha actuado con “mala intención”, fuentes municipales han explicado que trasladarán a la entidad cultural que existe un proyecto para hacer una nuevo jardín japonés revalorizado en mejores condiciones, en una zona próxima a ese lugar junto al estanque.

Las mismas fuentes destacan que los cerezos que se plantaron hace unos años, en lo que es ahora una zona de esparcimiento canino, no están en un lugar adecuado para su crecimiento por lo que la mejor opción es cambiar de lugar.

LO MÁS VISTO